Sevilla.- Innova.- La biblioteca de la Universidad de Sevilla crean un chat para resolver de las dudas de los usuarios

Actualizado 22/10/2010 19:26:53 CET

SEVILLA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Biblioteca de la Universidad de Sevilla ha sido la primera biblioteca en España en habilitar un servicio de chat directo, coordinado, organizado y abierto con sus bibliotecarios, en el que los usuarios pueden plantear sus dudas.

En una nota, Andalucía Investiga explica que alrededor de 145 profesionales de la documentación contestan inmediatamente a las preguntas de los usuarios que acceden bien a través de la página web de la biblioteca ('www.bib.us.es') o bien planteando cuestiones a través del móvil mediante código 'QR', un código que permite acceder desde el teléfono al servicio de chat.

En un año de servicio, responden a más de 300 preguntas al mes, unas decena al día "aunque queremos tener mayor impacto", señala la bibliotecaria de la Universidad de Sevilla, profesora de la Universidad Pablo de Olavide y especialista en alfabetización digital, Nieves González, que "exportó" la idea de una universidad estadounidense.

"En la Universidad de Carolina del Norte, la bibliotecaria del centro y su marido informático idearon un 'software' para la instalación de un chat abierto para plantear preguntas. Es el programa de código abierto 'LibraryH3lp' ('Collaboration between the libraries at Duke University, North Carolina State University, and the University of North Carolina at Chapel Hill'), apunta la bibliotecaria.

Así, recuerda que la iniciativa se puso en marcha hace un año y ya está funcionando. "La Complutense, la Universidad de Valencia y la de Murcia ya han copiado la iniciativa", asegura.

Añade que la comunidad universitaria es la que plantea más cuestiones sobre el catálogo, de funcionamiento de la biblioteca, sobre préstamos o preguntas específicas sobre los recursos electrónicos de temas concretos. "Pero puede entrar cualquiera a resolver dudas, es abierta, no hace falta registrarse y se puede acceder por áreas temáticas", añade.

Este chat abierto es una de las iniciativas que está llevando a cabo la biblioteca de la Hispalense con el objetivo de "acercarse al usuario". "El papel de las bibliotecas y los bibliotecarios tiene que cambiar, salir del recinto de la biblioteca y servir al usuario en las necesidades actuales", insiste González, que menciona la "alfabetización digital: ya no basta con saber manejar un ordenador".

Así, afirma que el bibliotecario tiene que crear metadatos de los contenidos que se cuelgan en la Red, ayudar en la localización de informaciones fiables, integrar dicha información en wikis, y ofrecer cursos de formación a profesores, investigadores, y ciudadanos en general para que "sean capaces de acceder a la información en esta nueva era multimedia de la mejor manera posible: con sentido crítico, reflexivo y ético".

En este marco, participan en el Plan ALBA, el plan de formación en competencias digitales de las bibliotecas de la red pública de Andalucía, con el que se ha dado formación en alfabetización digital a más de 600 bibliotecarios de toda Andalucía para que trasladen su formación a los ciudadanos.