Una acusada reconoce que arrolló a su marido con el coche, pero niega que quisiera matarlo

Publicado 22/01/2014 15:49:48CET

MÁLAGA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La mujer acusada de intentar matar a su exmarido, arrollándolo con el coche en varias ocasiones el mismo día, ha admitido este miércoles que arremetió contra él sólo una vez después de verlo andando por la calle "muy bien, mientras que yo estaba mal"; pero ha negado que tuviera la intención de matarlo. "No era yo en ese momento, no era consciente de nada", ha asegurado.

La Sección Segunda de la Audiencia de Málaga ha comenzado este miércoles el juicio contra esta mujer, quien ha explicado que estaba de baja por depresión del trabajo como administrativa en el que había estado, pero que le habían notificado que se tenía que incorporar a la Policía Local, lo que le causaba "muchos nervios". Además, se había separado hacía seis meses de su marido.

Ha indicado que el contacto que tenía con su expareja era de algunas llamadas y que en la última él le había colgado. Así, ha reconocido que fue en busca del marido para "pincharle las ruedas del coche", lo que pensaba hacer con dos martillos que cogió y un cuchillo que ya tenía en el coche, aunque no localizó el vehículo en los sitios donde pensaba, por lo que decidió irse a Málaga.

En ese momento, según ha explicado la acusada, vio a su marido "muy bien, hablando por teléfono" cerca de un supermercado, "cuando el día anterior yo había estado muy mal, yo estaba muy nerviosa", ha apuntado, admitiendo que aceleró y "lo arrollé". "No sabía lo que pasaba", ha argumentado, asegurando que luego se sintió "acorralada cuando la gente se agolpó al lado del coche".

Ha afirmado que no se dio cuenta de que lo volvió a atropellar y ha insistido en toda su declaración en que lo arrolló, pero que su intención "nunca", "jamás" fue matarlo. "No cabe en mi ética ni en mi educación la palabra matar a un ser vivo, menos a una persona", ha incidido, reiterando que no era consciente del atropello por tercera vez ni de que el que era su marido estaba malherido.

Ha explicado que ha tenido depresión desde los 15 años y que ha estado en tratamiento psiquiátrico durante tiempo, aunque poco antes de los hechos había dejado de tomar las 13 pastillas diarias que tenía recetadas. Los médicos forenses que han declarado en el juicio han ratificado que presentaba una alteración psiquiátrica y problemas psicológicos crónicos.

Por su parte, la víctima ha dicho que se divorció porque sentía "miedo" y "pánico" hacia ella, después de que le hubiera amenazado de muerte --lo que la mujer ha negado--; y ha afirmado: "vivir en mi casa con miedo me estaba volviendo chalado". Así, ha explicado que ese día su hijo le llamó para advertirle de que la mujer había salido a buscarle, pero no recuerda nada de los hechos, sólo que estaba metiendo la compra en el coche y luego estar en una ambulancia.

El juicio se ha suspendido, tras declarar otros testigos, para que comparezcan unos médicos psiquiatras que han tratado a la mujer, para la que la Fiscalía pide una pena de ocho años de prisión. Así, se ha acordado que la vista oral se retome para estas periciales y para el trámite de conclusiones definitivas e informes el próximo 19 de febrero.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial
Susana Díaz

Susana Díaz

Presidenta de la Junta de Andalucía

17/10/2018

Patrocinado por