Actualizado 03/12/2014 23:26 CET

El acusado de asfixiar a un hombre tras tener relaciones dice que se le fue de las manos

MÁLAGA, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

El hombre acusado de asfixiar a otro tras tener relaciones sexuales ha asegurado que se produjo una discusión y una pelea, que se le "fue de las manos" por la cocaína y el alcohol que había consumido. "Fue sin querer", ha asegurado ante el jurado popular cuando se le ha preguntado si acabó con la vida del otro apretando fuertemente el cuello.

La Fiscalía le acusa de un delito de homicidio y pide 14 años de prisión y que indemnice a la madre de la víctima, personada como acusación particular, con 74.300 euros. Los hechos sucedieron en Marbella (Málaga) en septiembre de 2012. El acusado conoció a la víctima, argentino de 39 años, en una zona de ocio marbellí y se fueron a la casa de ésta.

Allí, mantuvieron relaciones consentidas, dice el fiscal en sus conclusiones provisionales, a las que ha tenido acceso Europa Press, y en un momento del encuentro, "por desavenencias sobrevenidas y con ánimo de quitarle la vida", el procesado lo agarró "fuertemente del cuello y apretándolo con intensidad, le causó la muerte por asfixia por sofocación y compresión".

El procesado, de nacionalidad rumana, ha declarado que conoció a la víctima en la puerta de una discoteca y luego se fue con él a su casa, porque le dijo que iba a haber una fiesta "con chicas y chicos". Ha asegurado que no tuvo una actitud cariñosa con él antes de llegar a la vivienda y que no recuerda bien si mantuvo relaciones sexuales, aunque ha dicho que "puede ser" que las tuviera.

El joven, que estaba en España de vacaciones, ha explicado que discutió con el otro "porque no me dejaba irme" e insistía en tener relaciones, señalando que recuerda que hubo una pelea y que hizo "algo con las manos para quitármelo de encima", agarrándolo del cuello, porque "estaba asustado". "No quería matarlo", ha incidido, insistiendo en que había bebido y tomado cocaína por primera vez.

Cuando se fue de la vivienda, la víctima "no se movía", ha indicado, aunque ha asegurado que no sabía si estaba muerta. Al día siguiente fue a Comisaría con la amiga con la que vivía para comentar lo sucedido, tras lo que fue a la vivienda del fallecido, lo vio que seguía inmóvil y cuando regresó a las dependencias policiales fue detenido.

Para leer más