Publicado 15/12/2021 13:01CET

Agreden a un trabajador de Correos que le explicó que no podía entregarle envío certificado al no ser destinatario

CSIF pide más medidas de seguridad en las oficinas de Correos tras registrarse una agresión a un trabajador en Málaga
CSIF pide más medidas de seguridad en las oficinas de Correos tras registrarse una agresión a un trabajador en Málaga - CSIF

MÁLAGA, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

El sector de Entidades Públicas Estatales de CSIF Málaga ha alertado de la agresión sufrida por un empleado de Correos en la tarde del pasado viernes en su puesto de trabajo, en una oficina postal situada en la zona de Carretera de Cádiz.

Al parecer, según ha informado CSIF en un comunicado, la víctima fue agredida verbal y físicamente por un usuario que reaccionó de forma violenta a las indicaciones del trabajador, que le explicó que no podía entregarle un envío certificado del que no era destinatario sin autorización del mismo.

Según denunció el propio afectado al sindicato, el agresor respondió golpeando la mampara protectora del mostrador, colocada para prevenir contagios durante la pandemia, que impactó sobre el trabajador, rompiéndose y provocándole contusiones y una herida incisa en la frente.

El trabajador, que ha denunciado los hechos ante la Policía Nacional, requirió asistencia sanitaria por la agresión, tras la que el usuario huyó del local. Aunque, afortunadamente, las lesiones no revisten gravedad, CSIF subraya que "las consecuencias podrían haber sido mucho peores y denuncia la desprotección que sufre este colectivo ante eventuales episodios violentos".

Por ello, el sindicato, que ha puesto sus servicios jurídicos a disposición del trabajador agredido, ha llevado este martes lo sucedido al Comité de Seguridad y Salud de Correos en Málaga, reclamando "mayores medidas de seguridad en las oficinas postales".

En concreto, CSIF solicita la presencia de personal de seguridad en las oficinas de Correos, así como la colocación de mamparas protectoras fijas en los mostradores, que garanticen la protección de los profesionales ante una agresión como la que se ha producido.

El sindicato ha condenado la agresión al trabajador y ha pedido a la empresa postal pública que "revise y evalúe las medidas de seguridad dispuestas en las oficinas de la provincia para garantizar la protección de los empleados en su puesto".

CSIF, de igual modo, reclama respeto para el colectivo de empleados públicos y ha insistido en que "se reconsideren las medidas de Prevención de Riesgos Laborales (PRL) ante situaciones de riesgo".

Asimismo, la central sindical registrará una comunicación de factores de riesgo ante la dirección provincial de Recursos Humanos de Correos para reclamar "más protección para los carteros ante la última agresión registrada, y transmite su preocupación por la paulatina pérdida de respeto que está sufriendo el colectivo de empleados públicos, que se ven expuestos a situaciones de riesgo como la descrita por el mero hecho de hacer su trabajo".

Por ello, CSIF considera necesario que se estudien los protocolos y medidas de seguridad y preventivas, así como que cada episodio violento y agresión física o verbal que sufra un trabajador de Correos en su puesto de trabajo quede debidamente registrada, a fin de visibilizar y abordar este problema.

Para leer más