Actualizado 07/12/2014 12:59 CET

El Ayuntamiento de Málaga posibilita vivienda a unas 300 familias en riesgo de exclusión

MÁLAGA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Málaga ha posibilitado vivienda a unas 300 familias en riesgo de exclusión gracias al plan municipal FRES, iniciativa mediante la que el Consistorio se atiende a dicho colectivo con necesidad urgente de vivienda.

En concreto, el consejo rector del Instituto Municipal de la Vivienda (IMV), que se celebrará el próximo día 11, va a adjudicar 16 nuevas viviendas, por lo que el número de beneficiarios de este plan ascenderá a un total de 299 familias, según ha informado el Ayuntamiento.

Se trata principalmente de viviendas propiedad del IMV, que tras un intenso trabajo de control y seguimiento, permite la recuperación de las mismas, y ofrecerlas a las familias necesitadas, evitando intromisiones ilegales y propiciando que se habiten de forma adecuada por familias en riesgo y con graves carencias.

De hecho, al estar todas las viviendas del parque municipal actualmente adjudicadas, las casas que se destinan a este programa especial son las que se van recuperando del parque de alquiler atendiendo a distintas circunstancias; por ejemplo, por fallecimiento del adjudicatario, porque la familia que la habita se va a vivir a otra ciudad o porque accede a una casa en propiedad, entre otros. Entre las 16 que se van a adjudicar, también hay varias que proceden del cupo de viviendas adquiridas recientemente.

En cuanto a la adjudicación, cada uno de los casos es analizado en el Comité de Valoración, que aglutina a las áreas de Derechos Sociales, Igualdad, Accesibilidad y al propio IMV. En dicho órgano se valora la dificultad, la emergencia de estas familias y la gravedad de su situación, sin que sea necesario su ingreso en el Registro Municipal de Demandantes (RMD), contando con una ordenanza municipal al respecto. Cada caso cuenta con su informe de los servicios sociales municipales.

Así, se propone la adjudicación de viviendas protegidas a familias en riesgo de exclusión social, de forma excepcional al RMD, en función del grado de vulnerabilidad de éstas. Estas casas, que se otorgan en régimen de alquiler, son entregadas una vez que las propuestas son analizadas en dicho Comité. El perfil de los beneficiarios de este Plan, en cuanto a situación económica, son generalmente familias con ingresos inferiores a un IPREM (7.430 euros al año).

Cabe señalar que en el origen de la problemática de acceso a una vivienda de estas familias se encuentran, entre otros, casos de aquellas que han estado viviendo de alquiler pero han tenido que dejar la casa por no poder pagar la renta, y en su mayoría han acudido a casas familiares "donde habitan en situación de hacinamiento", han indicado a través de un comunicado.

También hay personas procedentes de desahucios hipotecarios o desahucios por impago de alquiler; personas mayores de 65 años que no tienen red familiar de apoyo y que con sus pensiones (la mayoría no contributivas) no pueden afrontar un alquiler; y familias con miembros con discapacidad de diversa índole o víctimas de violencia de género (mayoritariamente porque no pueden pagar el alquiler).

PROYECTO HOGAR

Asimismo, se van a destinar unos 260.000 euros más para el Proyecto Hogar en Palma-Palmilla, que contempla actuaciones de rehabilitación en las barriadas de la Palmilla, 26 de Febrero y la Virreina. Se ha conseguido reunir esta partida con sobrantes disponibles de distintas convocatorias de ayudas a la rehabilitación efectuadas por el IMV, gracias el seguimiento que se realiza de manera frecuente de las subvenciones concedidas.

Tras esa revisión, se han agrupado los sobrantes resultantes, por ejemplo, de renuncias de subvenciones o de actualización del importe concedido conforme a la obra ejecutada.

Así, el Consejo Rector del IMV va a proponer que se destine dicho importe ascendente a 258.697,29 euros para el Proyecto Hogar. Dado que los gastos se realizan con cargo a la misma partida presupuestaria y no altera la consignación de la misma ni del presupuesto total, no es necesaria la tramitación de una modificación presupuestaria.

El concejal de Ordenación del Territorio y Vivienda, Francisco Pomares, ha puesto de relieve cómo el Ayuntamiento de Málaga "sigue aumentando y sumando esfuerzos para el desarrollo de este importante plan de acción integral de Palma-Palmilla". Esta inversión se destinará a impulsar y financiar nuevas fases de dicho proyecto comunitario que comprende en total 74 bloques con 20 viviendas en cada uno de ellos, lo que implica la mejora de la situación de la vivienda para 1.480 familias.

El Proyecto Hogar está dividido en varias fases. Ya ha finalizado la Fase I que ha permitido la rehabilitación de los primeros ocho edificios de la barriada de la Palmilla y ha supuesto una inversión de 721.471,30 euros. La fase segunda está en proceso de contratación y contempla la renovación de otros ocho bloques de viviendas, donde viven 160 familias, a la que se destinará una inversión de más de 1,2 millones de euros.

Desde el Ayuntamiento han recordado que se está impulsando también una tercera fase que va a salir próximamente a licitación en torno a 200.000 euros y que va a posibilitar la mejora de dos bloques con 40 viviendas en Virreina y 26 de febrero. El resto de viviendas se encuentran en fase de estudio. El Ayuntamiento aporta el 95 por ciento de la financiación de las obras de rehabilitación y los vecinos el cinco por ciento restante.

Además, el Consejo Rector del Instituto Municipal de la Vivienda tiene previsto aprobar la cesión, durante un periodo mínimo de 10 años de un local al Distrito Puerto de la Torre para uso de los servicios comunitarios. Este espacio de la promoción R-6 de Soliva, de 138 metros cuadrados, servirá como centro para actividades sociales de este ámbito malagueño.