Publicado 11/08/2020 15:07CET

Carazo pide que los ayuntamientos decidan sobre sus ahorros: "Son de los vecinos, de los municipios, no del Gobierno"

La consejera de Fomento, Marifrán Carazo, en una imagen de archivo.
La consejera de Fomento, Marifrán Carazo, en una imagen de archivo. - JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo

MARBELLA (MÁLAGA), 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Fomento, Infraestructura y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, Marifrán Carazo, ha mostrado este martes en Marbella (Málaga) su "completo desacuerdo" con el trato alcanzado entre el Ministerio de Hacienda y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), ya que "no es el momento de ayudar a la reactivación quitando esos ahorros, que tanto tiempo han costado a los ayuntamientos, de un día para otro y sin acuerdo".

A preguntas de los periodistas en Marbella (Málaga), Carazo ha apostado por "buscar acuerdo y consenso y trabajar de acuerdo con los ayuntamientos". "Deberían ser los ayuntamientos los que decidieran qué hacer con esos ahorros e invertirlos en sus municipios. Esos ahorros son de los vecinos de esas ciudades, de esos pueblos, no son del Gobierno de España", ha señalado.

A su juicio, "eso es un criterio ampliamente compartido y debatido en estos tiempos, pero el Gobierno de España aprovecha una situación de dificultad económica para quitar esos ahorros a los ayuntamientos sin acuerdo ni consenso".

En su opinión, "ningún alcalde puede estar de acuerdo cuando se quitan sus ahorros de muchos años, de mucho esfuerzo, de un día para otro y sin saber su finalidad".

El acuerdo entre la FEMP y Hacienda, al que se pueden sumar los consistorios de forma voluntaria, está recogido en el Real Decreto-ley 27/2020 y se encuentra a la espera de su convalidación en el Congreso de los Diputados.

Según dicho acuerdo entre Hacienda y la FEMP, el Estado asume el déficit de los ayuntamientos para que estos puedan invertir su remanente de tesorería sin la aplicación de la regla de gasto. Una vez conocido el volumen de esos fondos mediante la adhesión voluntaria, el Estado realizará un ingreso no financiero a las entidades locales participantes.

El importe de dicho ingreso supondrá para cada municipio, como mínimo, el 35 por ciento de los fondos aportados al préstamo a la Administración Central, y se incrementará hasta totalizar un importe de 5.000 millones de euros entre todas las entidades participantes
El acuerdo contempla, además, mecanismos para que las diputaciones provinciales den apoyo a municipios con problemas de liquidez o que se encuentren en riesgo financiero.