Publicado 26/01/2015 15:51CET

Detienen a un hombre por amenazar a su madre poniéndole un destornillador en el cuello

El individuo, que cuenta con antecedentes, se enfrentó a los policías locales que fueron a detenerlo

MÁLAGA, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

Efectivos del Grupo Operativo de Apoyo (GOA) de la Policía Local de Málaga han detenido a un hombre, natural y vecino de Málaga, de 32 años, como presunto autor de un delito de malos tratos en el ámbito familiar con amenazas graves y agresión, al que se le suma otro de resistencia y atentado a agentes de la autoridad. Presuntamente amenazó a su madre, poniéndole un destornillador en el cuello.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 14.00 horas de la tarde del viernes 2 de enero en una vivienda familiar ubicada en el distrito Palma-Palmilla, cuando, presuntamente, el individuo comenzó a ponerse agresivo y golpear el mobiliario, fracturando, entre otros enseres, el cristal de una mesa, llegando a lesionarse con el golpe, además de, al parecer, amenazar a varios familiares.

Supuestamente, según han informado desde la Policía Local, a través de un comunicado, al recriminarle la madre su actitud violenta, el hombre cogió un destornillador con mango de goma y unos nueve centímetros de longitud en su parte metálica, que, presuntamente, le colocó en el cuello a la vez que amenazaba reiteradamente con matarla.

Según parece, la víctima aprovechó un descuido de su hijo para huir del interior del piso, bajando por las escaleras, mientras era seguida por el mismo, hasta recibir el auxilio de varios vecinos. Acto seguido, hombre, "en un arrebato de furia", golpeó el cristal de una ventana con el destornillador, fracturándola y cayendo la herramienta al patio interior.

Acto seguido, presuntamente, amenazó al resto de personas presentes, mientras golpeaba las paredes y la puerta del ascensor. Al tener conocimiento de los hechos, a través de la Sala 092 de dicho Cuerpo policial, un equipo de policías locales del GOA fue al lugar, subiendo algunos por las escaleras, momento en el que pudieron oír los gritos de la víctima.

Los agentes localizaron a la mujer en la novena planta rodeada de vecinos, así como a su hijo, que respondió a la llegada de los agentes enfrentándose a éstos, por lo que fue necesario reducirlo antes de proceder a su detención, según han manifestado desde la Policía Local.

Los policías locales observaron que el individuo presentaba las manos ensangrentadas, al parecer debido a los golpes que había propinado al mobiliario, y comprobaron que el cristal de la mesa fracturado presentaba restos de sangre, al igual que el propio destornillador que, presuntamente, había utilizado para amenazar a su madre.

Ante los hechos, los agentes detuvieron al hombre y lo trasladaron a dependencias policiales, siendo, posteriormente, puesto a disposición judicial.

Al individuo le constan un total de 17 reseñas policiales, entre ellas, varias por atentado a agente de la autoridad y malos tratos en el ámbito familiar, habiendo llegado a constarle una orden de alejamiento durante varios años. Parece ser que su madre le había permitido volver al domicilio tan solo cinco días antes de que ocurrieran los hechos.

Para leer más