Publicado 25/05/2015 15:35CET

Detienen a un hombre por golpear a su pareja mientras paseaba al bebé de ambos

La mujer también fue imputada, no arrestada, por, presuntamente, propinarle un mordisco en el brazo a él

MÁLAGA, 25 May. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Jefatura de Policía de Barrio del Distrito Cruz Humilladero de la Policía Local de Málaga han detenido a un hombre, vecino de la capital de 39 años, como presunto autor de un delito de violencia de género, ya que supuestamente golpeó a su pareja mientras paseaba al bebé de ambos en un carrito. La mujer fue imputada, no arrestada, por presuntamente darle un mordisco en el brazo.

Los hechos tuvieron lugar a finales del pasado mes de abril, cuando, presuntamente, se originó una discusión entre la pareja en plena vía pública, concretamente en la zona de Los Tilos, telefoneando testigos de los hechos a la Sala 092 de la Policía Local de Málaga para informar que un hombre estaba golpeando a una mujer, según han señalado desde dicho Cuerpo policial.

Una dotación de policías locales se personó en el lugar, entrevistándose con algunos de los testigos, que manifestaron que una pareja había estado golpeándose mutuamente en plena vía pública, así como que la mujer llevaba un bebé en un carrito, han manifestado las mismas fuentes a través de un comunicado.

Con la descripción de ambos, los agentes dieron una batida por la zona, localizando a la mujer, extranjera y de 24 años, llorando y sangrando por la parte trasera de una oreja, teniendo un pendiente tipo aro en la mano, además de la cara enrojecida. Ésta "corroboró que había sido agredida por su pareja".

Acto seguido, los policías locales se preocuparon por el bebé, preguntándole si había sufrido algún tipo de agresión, negando tal hecho la mujer; al tiempo que comprobaron que el pequeño presentaba buen estado aparente, sin ningún signo de lesión.

Tras ello, los policías se dirigieron hacia el domicilio conyugal, donde localizaron al hombre, pudiendo advertir que presentaba síntomas de haber ingerido bebidas alcohólicas. Éste accedió a salir del inmueble a petición de los agentes y manifestó que su pareja le había propinado un mordisco en el brazo y que se había defendido apartándola con un empujón. Los agentes comprobaron que efectivamente el hombre presentaba una marca de mordisco en el antebrazo y diversos arañazos.

Ante los hechos, los policías locales procedieron a la detención del individuo y a su traslado a dependencias policiales, siendo, posteriormente, puesto a disposición judicial. En cuanto a la mujer, fue trasladada por los agentes a un centro médico para ser asistida, tras lo que fue informada que iba a ser imputada no detenida por su presunta participación en los hechos.

Para leer más