Los incendios forestales en la provincia, casi un 80% intencionados o por negligencia, calcinan 382 hectáreas

Actualizado 08/12/2014 10:30:28 CET
EUROPA PRESS/INFOCA

La Junta demanda a los ayuntamientos "colaboración" para que las urbanizaciones cuentan con los necesarios planes de autoprotección

MÁLAGA, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

La campaña de extinción de incendios forestales en la provincia de Málaga ha concluido con un total de 382,84 hectáreas calcinadas por el fuego, lo que supone una reducción del 72,22 por ciento respecto a la media de los últimos 10 años. En cuanto a las causas, casi el 47 por ciento han sido por conductas negligentes y el 30 por ciento, intencionados.

Así lo han informado en rueda de prensa este lunes el delegado del Gobierno andaluz, José Luis Ruiz Espejo, y el responsable de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Javier Carnero, en la que han ofrecido el balance del Plan Infoca tras finalizar el 15 de octubre la campaña de más alto riesgo, con un verano "muy seco y ventoso, condiciones no favorables para la extinción".

En total, ha habido 154 actuaciones desde el 1 de enero al 15 de octubre, de las que 84 han correspondido a incendios forestales, siendo los 70 restantes, agrícolas o urbanos, ha señalado el delegado del Gobierno andaluz.

De esas 84 intervenciones, 23 fueron incendios y 61 se quedaron en conatos, representando éstos, por tanto, el 72,62 por ciento del total, lo que muestra "la efectividad y la rapidez por parte de los distintos medios", según Ruiz Espejo.

En cuanto a las 382 hectáreas calcinadas, conllevan un 72 por ciento por debajo de la media del decenio, aunque, tal y como ha precisado Ruiz Espejo, ésta se encuentra alterada por el gran incendio de 2012 iniciado en Barranco Blanco.

De la superficie afectada, 106 hectáreas han correspondido a terreno arbolado, un 65,69 por ciento menos respecto a la media del decenio anterior.

En lo referente a las causas, destacan los incendios por negligencias, con un 46,99 por ciento --concepto que sube--. A continuación, se sitúan los intencionados, con un 30,12 por ciento --éstos bajan--, y, en tercer lugar, por quemas agrícolas, que han supuesto un 12,05 por ciento.

De ello se concluye, según Ruiz Espejo, que "la investigación y la intervención de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado está haciendo que bajen los incendios intencionados", pero también que "hay que seguir haciendo esfuerzos en materia de concienciación entre la población para evitar esas conductas negligentes". "La lucha contra los incendios forestales es cosa de todos", ha subrayado.

Según los datos facilitados, se han realizado 99 expedientes administrativos y las Brigadas de Investigación de Incendios Forestales (BIIF) han tramitado 92 denuncias.

La Unidad del Cuerpo Nacional de Policía adscrita a la Junta de Andalucía ha investigado 20 incendios forestales y esclarecido 13 --un total de 10 por conductas negligentes, dos intencionados y uno accidental--. Asimismo, ha imputando a 18 personas y ha levantado 104 actas de denuncia por cuestiones como no realizar cortafuegos, hacer fuegos en lugares no habilitados, etcétera.

Para el delegado de la Junta, estos datos evidencian que la campaña de extinción y prevención del Plan Infoca 2014 en la provincia de Málaga, que ha supuesto una inversión de 21,6 millones de euros, ha sido "buena", aumentando los conatos y reduciéndose, por tanto, el número de incendios forestales.

MONTES DE MÁLAGA

El incendio iniciado el 10 de agosto en los Montes de Málaga, que arrasó más de 270 hectáreas, fue el que requirió el mayor despliegue de medios de todo el periodo de alto riesgo de Andalucía, con 625 profesionales, 20 aeronaves, 38 vehículos pesados, 110 vehículos ligeros de transporte y unidades de meteorológica y médica.

Al respecto, la Junta ha realizado ya la valoración de los gastos de extinción y de restauración de los daños al monte público en este incendio, por el que fueron imputadas siete personas. Toda esta documentación, de la que no han querido informar los representantes del Gobierno andaluz, se ha puesto ya en conocimiento del juzgado que instruye el caso. Como en el resto de sucesos de este tipo, la Administración autonómica reclamará los costes a los responsables.

Como consecuencia de este incendio, la Consejería de Medio Ambiente resolvió recuperar la concesión otorgada a la Federación Andaluza de Tiro Olímpico, después de que se determinara el origen del mismo en el campo que ésta tiene en los Montes de Málaga.

Ruiz Espejo y Carnero han incidido también en la importancia que ha tenido la elaboración previa de los estudios de riesgo en las zonas interfase y su conocimiento por la población potencialmente amenazada por la posibilidad de incendios, lo que posibilitó que se trabajara adecuadamente en la extinción de los incendios de Mijas --ocho en un mes--, Cómpeta y Alhaurín de la Torre.

PLANES DE AUTOPROTECCIÓN

Carnero ha pedido, de hecho, la colaboración de los ayuntamientos para que se acometan los planes de autoprotección de las urbanizaciones, unos documentos que ha considerado de "vital importancia". Actualmente, existen 321 en la provincia.

Carnero no ha precisado cuántos planes faltan, aunque sí ha advertido, por ejemplo, del caso de urbanizaciones importantes de la ciudad de Málaga. "Nos ponemos a disposición de los ayuntamientos", ha resaltado.

El dispositivo del Plan Infoca permanece activo, aunque en torno al 50 por ciento de los medios pasan ahora a actividades preventivas, que, según el delegado de Medio Ambiente, es "la clave del éxito".

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial