Jordi Sevilla aboga por "rebajar mucho el diapasón" en política y a la hora de abordar el conflicto catalán

Los exministros Jordi Sevilla y Alberto Ruiz Gallardón en un foro en Málaga.
Los exministros Jordi Sevilla y Alberto Ruiz Gallardón en un foro en Málaga. - ALEX ZEA - EUROPA PRESS
Publicado: lunes, 12 febrero 2024 15:09

MÁLAGA, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El exministro socialista de Administraciones Públicas durante el primer gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, Jordi Sevilla, ha abogado por "rebajar mucho el diapasón" en la política española y en cuanto a abordar el conflicto catalán, así como por defender posturas "con un poquito más de calma, porque es tan difícil o tan imposible estar teniendo razón en todo como estar equivocado en todo".

Así ha respondido Sevilla, que ha participado junto al también exministro, pero con el PP, Alberto Ruiz Gallardón en el encuentro Diálogos para el Desarrollo en Málaga, al ser preguntado por los periodistas por ese "giro de guión" del PP respecto a la amnistía y los delitos de terrorismo durante el 'procés', apuntando que no ha escuchado lo que ha dicho el líder 'popular' Alberto Núñez Feijóo sino que tiene que fiarse "de lo que se ha recogido a través de los medios".

Sevilla ha considerado que se "pone de manifiesto que, con independencia de lo que cada uno opinemos sobre la amnistía --no estuve a favor en su momento y sigo sin estar a favor--, la necesidad de abordar el problema de Cataluña y, sobre todo, de ponerle fin al conflicto catalán que vivimos de manera muy dura en los últimos años tiene que ser distinta de un 155 permanente y tiene que ser muy distinta de la radicalidad con la que hasta ahora se han ido abordando las propuestas que ha planteado el Gobierno".

"Creo que tenemos que rebajar mucho el diapasón en la política española", ha dicho, incidiendo en que "es legítimo estar a favor o en contra, pero las cosas tenemos que acostumbrarnos a defenderlas con un poquito más de calma, porque es tan difícil o tan imposible estar teniendo razón en todo como estar equivocado en todo".

Al respecto, el exministro ha considerado que "una de las bazas importantes de una democracia liberal es ser capaz de reconocer que a lo mejor el adversario tiene un poquito de razón y conviene también debatirla y discutirla".

Sevilla ha defendido "grandes pactos y grandes acuerdos sociales", porque, ha apuntado, hay "muchas preocupaciones, algunas de ellas se vienen arrastrando desde hace mucho tiempo y tienen que ver con la productividad, con la renta per cápita, con el tamaño de la empresa, con la I+D, etcétera, que solo van a tener solución en políticas a medio y largo plazo".

"Y yo lo que pediría es que esos acuerdos que no estamos siendo capaces de ver en otros ámbitos de la política, fuéramos capaces de pedirlos y de verlos en el ámbito de la economía, que en el fondo es de lo que comemos todos", ha manifestado el exministro.

No obstante, ha señalado que "afortunadamente en España la situación económica funciona un poquito mejor que la situación política; posiblemente, como diría Felipe González, a pesar del Gobierno, y es mi Gobierno". "Es verdad que aunque vivimos una desaceleración en todo el mundo y las perspectivas para la economía española dentro de esa desaceleración son razonablemente buenas", ha dicho.

Por su parte, Alberto Ruiz Gallardón preguntado por la misma cuestión en relación con la postura de Feijóo ante los indultos y la amnistía, ha rehusado pronunciarse y ha señalado que "una de las ventajas de dejar la vida pública es que ya uno no habla de política". "Insisto que quien está en política es quien tiene que hablar de política, yo ya no estoy en política", ha dicho, señalando que como ciudadano tiene sus opiniones pero no las hace públicas.

En cuanto a su intervención en el foro, ha adelantado que será en la línea de Sevilla, abogando también por "grandes acuerdos entre aquellos que piensan distinto, entre aquellos que históricamente han alternado el poder, y que son los que pueden ofrecer una garantía de seguridad a los inversores en un mundo globalizado".

Así, ha considerado que "el principal riesgo que tenemos en estos momentos en la economía española y europea es la incertidumbre, es la inseguridad, y una inseguridad que no deriva exclusivamente de factores económicos, sino que deriva de factores políticos".

En este punto, se ha referido a que tienen que ver especialmente con "los riesgos que supone la situación política internacional con la guerra de Ucrania, con un resultado incierto en las elecciones americanas, que puede cambiar completamente, no solamente la vida de los norteamericanos, sino la vida de todos los europeos, y con una situación que todavía no sabemos hasta dónde puede llevar de la guerra de Gaza".

"Y creo que en ese escenario de incertidumbre lo que tiene que hacer la política española, lo que tiene que hacer la sociedad española, es ofrecer elementos de seguridad. Y esos elementos de seguridad, evidentemente, pasan, y hago mía la idea de Jordi Sevilla, no por una contraposición permanente de modelos y de programas, sino por grandes acuerdos", ha asegurado.

Según Gallardón, "para que nosotros resultemos competitivos, lo que tenemos que hacer es ofrecer seguridad jurídica y normativa y, por eso, los grandes acuerdos políticos para dar estabilidad al marco regulador creo que se puede convertir en el factor de competitividad más importante que puede tener España durante los próximos años", ha aseverado.

Cuestionado por si en esos grandes acuerdos se incluye la situación de Cataluña, ha respondido: "Estamos hablando de economía. Este es un foro económico, no es un foro político y sí me estoy refiriendo fundamentalmente a que hay determinadas materias, como puede ser, por supuesto, la política exterior y la política de defensa, pero también la política energética y de manera importante algunos aspectos de la política económica que no deberían tener una duración coincidente con las legislaturas".

En este sentido, ha explicado que cuando termina una legislatura, "los ciudadanos pueden decidir o seguir con el mismo gobierno o cambiar" y "si la política energética, la de infraestructuras, de seguridad, la política exterior estuviese acordada entre aquellos que alternan democráticamente el poder los cambios de gobierno no significarían incertidumbre para los inversores y ese es el modelo que nos haría competitivos".

Contador