La Junta permitirá a los taxistas de la capital prestar servicio con precontratación en cualquier municipio de Andalucía

Taxis en el aeropuerto Málaga-Costa del Sol
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 10/10/2014 20:09:23 CET

El nuevo decreto persigue dar respuesta a un sistema que, actualmente, resulta "ineficiente" para fijar el control necesario

   MÁLAGA, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La Junta de Andalucía establece en el borrador de decreto con el que pretende poner fin al conflicto por el reparto de la clientela en el aeropuerto de Málaga-Costa del Sol que cualquier taxista de Andalucía pueda trabajar, siempre bajo precontratación, en el aeródromo y el puerto malagueños y en la estación de trenes María Zambrano, al mismo tiempo que los profesionales de la capital costasoleña podrán prestar servicio, con destino a estos tres emplazamientos, en cualquier municipio de la Comunidad.

   La nueva norma, diseñada por la Consejería de Fomento y Vivienda y que tendrá su aplicación en Málaga, no derogando, por tanto, el decreto vigente para el resto de Andalucía, el 11/1985, introduce el principio de reciprocidad modulada demandado por los taxistas de la capital malagueña y reconoce que el actual sistema "ha quedado ineficiente para procurar un mecanismo eficaz de inspección de la contratación previa en el aeropuerto con mayor número de viajeros de la Comunidad Autónoma, como es el de Málaga-Costa del Sol".

   "Estos servicios precontratados, que en el resto de aeropuertos andaluces son absolutamente minoritarios y excepcionales respecto al sistema ordinario de prestación del servicio por los taxistas de la localidad, han experimentado en Málaga un mayor auge", se expone en el proyecto de decreto, al que ha tenido acceso Europa Press y que, por el momento, ha servido para que los profesionales de la capital suspendan los paros de dos horas previstos para los días 14, 21 y 28 de este mes de octubre.

   De hecho, se precisa que "han alcanzado volúmenes que, a pesar de continuar resultando minoría respecto a los servicios prestados por taxis de la capital, hacen aconsejable aprovechar las nuevas tecnologías que el progreso nos brinda para instaurar mecanismos de control más avanzados y eficientes, con sistemas de barreras de acceso a la zona de precontratación y control telemático".

LA MAYOR DEMANDA, EN MÁLAGA

   Se hace hincapié, igualmente, en que la capital malagueña alberga el aeropuerto, la estación ferroviaria María Zambrano y el puerto, que, conjuntamente, constituyen "la mayor demanda de transporte público discrecional de viajeros en vehículos turismo de toda Andalucía".

   Así, en el artículo 1 de este decreto, por el que se regula el régimen específico de recogida y traslado de viajeros por parte de los taxistas, previamente concertados, al puerto, al aeropuerto y a la estación de ferrocarril del municipio de Málaga, se indica que podrán recoger en los tres emplazamientos citados con independencia del municipio de su licencia, siempre que se haya efectuado la contratación previa y que el destino sea el término municipal que hubiera otorgado el permiso.

   Los taxistas de la ciudad de Málaga podrán, asimismo, efectuar la recogida de viajeros en cualquier término municipal de la Comunidad Autónoma andaluza con destino al puerto, al aeropuerto o a la estación María Zambrano, siempre, igualmente, que "se haya efectuado contratación previa del servicio".

   En ambos casos el viaje hasta el lugar de inicio de los servicios contratados podrá hacerse en vacío o en carga. En éste último caso, a cada usuario se le deberá cobrar la tarifa interurbana correspondiente al número efectivo de kilómetros recorridos por él, no siendo aplicable la regla general de cobro de tarifa a circuito cerrado computando ida y vuelta.

POTESTAD DE LOS AYUNTAMIENTOS

   En este punto, se introduce una disposición adicional única, de modo que aquellos ayuntamientos que con el fin de asegurar la prestación del servicio en su municipio entiendan que la aplicación de este decreto puede afectar de forma negativa podrán solicitar la suspensión del principio de reciprocidad modulada.

   Respecto al control de la precontratación en el aeropuerto de Málaga, el artículo 2 establece que "se adecuará una zona especial reservada con sistema de barreras de acceso y salida para los vehículos que acudan a prestar servicios que tengan su origen en este punto".

   Para acceder a esta zona, los titulares deberán registrarse en una aplicación informática denominada 'Servicios de precontratación del aeropuerto Málaga-Costa del Sol', accesible a través de la página web de la Dirección General de Movilidad, introduciendo un correo electrónico de contacto.

   Una vez registrados, con su certificado digital o nombre de usuario y clave que le haya facilitado el sistema, deberán acceder a la aplicación con carácter previo a cada recogida de viajeros y cumplimentar un documento de control en el que deberán hacer constar matrícula del taxi; nombre, apellidos y DNI de los viajeros a recoger; destino; fecha y hora de llegada programada; lugar de origen, así como compañía y número de vuelo; precio del viaje, con especificación de los kilómetros a computar, y agencia a través de la que se ha concertado el servicio.

   Con estos datos, la aplicación informática generará un reporte de autorización o denegación de acceso, que, además de ser visible en pantalla, se remitirá al correo electrónico facilitado por el usuario.

   En caso de autorización, la aplicación suministrará la información al sistema de barreras instalado en la zona especial reservada en el aeropuerto, teniendo el taxista permiso para acceder a ella con una antelación máxima de 45 minutos a la llegada del vuelo y para abandonarla con una demora máxima de una hora, salvo en caso de retraso.

   Por último, el punto tres del decreto señala que los ayuntamientos podrán designar protocolos de control de los servicios precontratados que, con origen en su territorio, vayan a ser prestados por taxistas de Málaga capital.

   El objetivo de esos protocolos de control debe ser la comprobación de la existencia de contratación previa y del destino del servicio, "no pudiendo imponer a los transportistas obligaciones desproporcionadas que los sitúen en una posición de desequilibrio", se subraya en el texto del futuro decreto.

   Esos protocolos deberán ser remitidos a la Dirección General de Movilidad, dependiente de la Consejería de Fomento y Vivienda, que dispondrá de un plazo de dos meses para autorizar su aplicación efectiva.

   A partir de la recepción de este escrito, el sector tiene 15 días hábiles para presentar alegaciones. Una vez que culmine ese periodo, esperan que la Junta les dé una fecha concreta para la aplicación de los acuerdos y, según lo que les comuniquen, valorarán la suspensión del resto de paros previstos hasta Navidad.

Para leer más

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial