Actualizado 18/03/2021 12:32

La Junta pide no generar alarma hasta conocer la autopsia a la profesora de Marbella vacunada con AstraZeneca

La delegada de la Junta de Andalucía en Málaga, Patricia Navarro.
La delegada de la Junta de Andalucía en Málaga, Patricia Navarro. - JUNTA DE ANDALUCÍA

MÁLAGA, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

La delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Patricia Navarro, ha insistido en no generar alarma contra las vacunas hasta que no se conozca el resultado de la autopsia de la profesora fallecida este miércoles y que fue vacunada contra la COVID-19 a principios de mes con AstraZeneca.

En rueda de prensa este jueves, Navarro ha trasladado las condolencias a los familiares de la víctima y compañeros de trabajo, tras lo que ha indicado que se han puesto en marcha los mecanismos para la realización de la autopsia en Málaga pero desconocen "si se le está haciendo en este momento", apuntando a que desde el Ministerio de Sanidad y la Consejería de Salud "se dará la información oportuna".

Por ello, aclara que "aún no se pueden arrojar conclusiones sobre las causas" de la muerte ni "aventurarnos a que haya una relación de causalidad entre la vacunación y el fallecimiento".

Así, ha apelado a la responsabilidad y a ser "escrupulosos y rigurosos" con la información trasladada, tanto por los medios de comunicación como por los responsables políticos, ya que "cruzar esa línea tan fina entre informar y alarmar es muy fácil en un momento como este", poniendo el acento en las vacunas.

Navarro ha destacado que el instrumento "más eficaz al alcance de nuestra mano" para luchar contra la COVID-19 son las vacunas, por lo que "si generamos una alarma que a su vez genere rechazo a este instrumento válido y eficaz contra la pandemia haremos un flaco favor a la lucha" contra el coronavirus.

La delegada del Gobierno andaluz en Málaga ha apuntado a que ya han sido vacunas con AstraZeneca en la provincia a 40.000 personas y solo se conoce este fallecimiento que, recuerda, "ni siquiera se sabe y puede que incluso se descarte su relación con la vacuna".

En España son casi un millón los vacunados con estas dosis y, para Navarro, "solo hay la sospecha, de momento sin fundamento porque no tenemos los resultados de esa autopsia y ni de los estudios efectuados, que pueda demostrar que hay esa relación de causalidad entre la vacuna y el fallecimiento".

Por ello, vuelve a apelar a no generar alarma e insiste en que se están siguiendo "escrupulosamente y minuciosamente" los protocolos del Ministerio de Sanidad que emanan de la Agencia Europea del Medicamento, abundando en la monitorización y control del proceso de vacunación contra la COVID.