Un jurado juzgará a un hombre por matar a otro en un centro de disminuidos psíquicos de Vélez

Actualizado 04/07/2015 14:37:36 CET

MÁLAGA, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un jurado popular tiene previsto juzgar desde este lunes a un hombre, internado en una residencia para personas con discapacidad intelectual de la localidad malagueña de Vélez-Málaga, acusado de acabar con la vida de otro residente de este centro tras una discusión ocurrida cuando ambos estaban en el jardín en el mes de marzo de 2013.

La Fiscalía malagueña solicita inicialmente que se le impongan al acusado seis años de prisión y seis años de internamiento para tratamiento médico o educación especial en un establecimiento adecuado a la anomalía o alteración psíquica que padece. Además, pide que indemnice a los familiares de la víctima con la cantidad de 10.000 euros.

Los hechos sucedieron en marzo del pasado año 2013 en dicho centro. La discusión se inició por motivos que se desconocen, pero en el transcurso de la misma, dice el fiscal en sus conclusiones iniciales, el acusado, "aprovechando el deterioro físico y mental" del otro, "le propinó varios golpes, que le hicieron caer al suelo, donde le dio fuertes pisotones".

Esto produjo en el hombre heridas que le causaron la muerte al día siguiente. El acusado, según precisa el ministerio público en su calificación inicial, a la que ha tenido acceso Europa Press, padece un cuadro de debilidad mental que "le ocasiona importantes trastornos de conducta, agravados por el consumo de alcohol, drogas y medicamentos, que le ocasionan episodios de heteroagresividad".

Esto, en el momento de los hechos, disminuía sus facultades, aunque no las anulaba. Además, entonces, este hombre estaba inmerso, a causa de sus dolencias y situación familiar, en proceso de incapacitación civil seguido en un Juzgado de Primera Instancia número 4 de Vélez-Málaga, según consta en las conclusiones provisionales de la acusación pública.

El fallecido, por su parte, padecía síndrome de Down, con gran nivel de dependencia y con graves limitaciones comunicativas, además de desorientación e incapacidad para desarrollar actividad ocupacional.

Para la acusación pública, los hechos son constitutivos de un delito de asesinato, pero considera que existe en el procesado una eximente incompleta de anomalía o alteración psíquica. Tras la selección del jurado, el juicio, en el que hay una acusación particular y la entidad aparece como responsable civil subsidiario, comenzará con la declaración del acusado.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial