Málaga.-Alfredo Landa asegura en el Festival de Cine que "decir adiós no es algo negativo, es producto de una reflexión"

Actualizado 15/03/2007 20:05:44 CET

MÁLAGA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El actor Alfredo Landa, recibirá hoy en el Teatro Cervantes, y en el marco del Festival de Cine Español de Málaga, el Premio Málaga 2007, que premiará a este "cómico" por su trayectoria y que aseguró, que "decir adiós no es algo negativo, es producto de una reflexión".

Landa, manifestó, en rueda de prensa, que "tiene un especial significado el hecho que me den un premio de estas características", porque "recibir un premio siempre es gratificante y más en Málaga y en este Festival".

Así, resaltó que "prácticamente estoy retirado del cine", pero "con alegría", matizó, al tiempo que aseguró que la retirada "ha llegado a tiempo, porque más vale una retirada a tiempo porque eso es una victoria y siempre me he sentido un vencedor", y "la reflexión me ha llevado a esa decisión". En este sentido, comentó entre ironía que "ni Spielberg ni Scorsese tienen nada que hacer conmigo".

De hecho, explicó que "no será una retirada como los toreros", porque "he pregonado siempre ser serio y con un apretón de manos se soluciona un contrato, además yo soy consecuente con esta filosofía", a lo que añadió que "me voy con las gracias en el corazón".

Asimismo manifestó que "me voy a dedicar a hacer nada; no voy a echar de menos nada". "Yo sé que sé algo pero sé que no sé enseñar, yo no tengo capacidad para eso, por este motivo no puedo ser productor", señaló al tiempo que precisó que "yo soy feliz, hago lo que quiero, lo que me gusta y tengo una familia maravillosa y unos amigos estupendos".

"No me queda ninguna cosa por hacer", reflexionó aunque apostilló que "lo único que no me han ofrecido y que he querido ser profesionalmente es un vagabundo pero nadie ha sido capaz de darme ese personaje", aunque precisó que "con más medios".

Por su parte, insistió en que "yo he nacido cómico, que es el que participa en algo importante como es la vida", asimismo, resaltó que "yo lo vi desde mi juventud cuando una luz me dijo 'tú' tienes que ser cómico".

LANDISMO

Recordó la "marca" de su género, "el landismo", y afirmó que estaba "orgullosísimo de tener esa marca"; además, el landismo tiene mucho de positivo porque entraña amor y respeto hacia los demás".

Asimismo, ante la pregunta de si veía a un posible sucesor de Alfredo Landa, comentó que "dentro de mi línea no lo veo por una cosa y es que he puesto tanta ilusión en esta profesión que no veo a gente que ponga la misma"; así dijo que la ilusión "es el carburante que nos hace andar por la vida como Dios manda".

Confesó que en el mundo entero lo que hay "es una absoluta falta de talento, de credibilidad" y ello se resume en que "no hay amor hacia la gente que nos rodea; en la producción española no hay mensajes de amor que enternezcan y que te hagan palpitar". Así, puntualizó, "el amor es el motor que mueve la vida".

Además, subrayó que una de las armas que tiene cualquier actor "es el hablar, el darle sentido a lo que cuentas", y hay algo que "no se da que es la pausa, arma letal de la palabra". A esto añadió que una de las cosas que más me gusta "es hablar porque es mágico, ahí está la raíz del mundo".

MONOLITO

Por otra parte, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y Landa inauguraron hoy el monolito en reconocimiento del actor, situado en el Paseo Marítimo Antonio Banderas. El Premio Málaga de este año estuvo acompañado en este acto por familiares, así como por José Sacristán.