Málaga cuenta con dos nuevos desfibriladores ubicados en calle Larios, centro de la ciudad

Desfibriladores en calle Larios de Málaga
AYUNTAMIENTO DE MÁLAGA
Publicado 14/11/2018 13:51:47CET

Es una donación de Sanitas, a través de la Fundación Española del Corazón

MÁLAGA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La ciudad de Málaga cuenta desde este miércoles con dos nuevos desfibriladores que se suman a la red municipal cardioprotegida y que son los primeros en ubicarse en la vía pública. Ambos se encuentran en calle Larios: el primero de ellos en la confluencia con la plaza de la Marina y el segundo en la esquina con la calle Álvarez Fonseca.

Así, con estos son ya 135 los desfibriladores de los que dispone la red del Ayuntamiento, que incluye a edificios municipales, museos, paseos marítimos, aparcamientos y autobuses urbanos --líneas C1 y C2--.

La directora de Sostenibilidad y Relaciones Institucionales de Sanitas, Cathy Cummings y el cardiólogo Diego Montañés Toval, miembro de la Sociedad Española de Cardiología y de la Fundación Española del Corazón, han acudido a Málaga para hacer entrega al alcalde, Francisco de la Torre, de los dos nuevos dispositivos que están a disposición de la ciudadanía en caso de producirse en el entorno una emergencia que requiera de su uso.

Su ubicación en calle Larios, en pleno centro de la ciudad, se debe fundamentalmente a la gran afluencia de personas que registra diariamente la que es una de las principales vías comerciales de la ciudad, han detallado.

Los dos nuevos desfibriladores que este miércoles entran en servicio son una donación de Sanitas, a través de la Fundación Española del Corazón (FEC). La donación se ha realizado en el marco del programa Healthy Cities by Sanitas, un proyecto colaborativo de responsabilidad social corporativa de Sanitas, que promueve estilos de vida saludables desde las empresas, con el apoyo de la FEC y del Comité Olímpico Español (COE).

El Ayuntamiento de Málaga, a través del Área de Derechos Sociales, presentó un proyecto a este programa, que fue seleccionado por los organizadores.

Según han explicado desde Sanitas, en la tercera edición de este programa participaron 40 grandes empresas y sus empleados, que asumieron el reto de realizar 120.000 horas de actividad física. Los datos fueron registrados en una plataforma digital, en la que se comprobó que no solo se alcanzó el reto sino que se superó al llegar a más de 400.000 horas.

La consecución de ese objetivo equivalía a hacer efectiva una donación por parte de esta compañía destinada a un proyecto que promoviese la salud cardiovascular en una ciudad española; el proyecto elegido por la FEC ha sido el de la ciudad de Málaga, continuando con el legado dejado por Healthy Cities en otras ciudades españolas en ediciones anteriores.

Los desfibriladores están situados dentro de la zona videovigilada del Centro histórico y el Ayuntamiento facilitará formación gratuita a los comerciantes del entorno, a través de la asociación Expaumi, para que sepan cómo usarlo en caso de emergencia.

Estas dos nuevas unidades son DOC Philips y disponen del servicio de Cardioprotección de B+Safe. Incluyen geolocalización en el en propio equipo, con conexión directa con el 061 para que los servicios de emergencia puedan llegar a cualquier punto de la calle donde se produzca la incidencia, así como tele-asistencia y telecontrol las 24 horas.

Por otro lado, desde la Fundación Española del Corazón han recordado que si ante una parada cardiaca hay que reaccionar de manera muy rápida ya que cada minuto que pasa sin que se actúe, disminuyen un diez por ciento las posibilidades de supervivencia, por lo que hay que llamar inmediatamente al 112, secuencialmente realizar las maniobras de reanimación cardiopulmonar y pedir que alguien localice el desfibrilador más cercano para aplicar las descargas mientras llega la ambulancia.

MÁLAGA, CIUDAD CARDIOPROTEGIDA

Por otro lado, han recordado que el Ayuntamiento de Málaga dispone ya de un total de 135 desfibriladores tras la incorporación de estos dos en la vía pública y la adquisición, el pasado mes de agosto, de 58 unidades y está previsto alcanzar los 200 dispositivos a final de año.

El aumento del número de desfibriladores responde al compromiso por parte del Consistorio, de dotar de estos dispositivos --que pueden ayudar a salvar vidas en episodios de parada cardiaca extrahospitalaria-- al mayor número de espacios públicos de la ciudad. La instalación de desfibriladores es una de las 246 medidas que contempla el Plan Municipal Málaga Ciudad Saludable aprobado en 2016 por el Ayuntamiento.

A este plan, han señalado, se suma el trabajo que se realiza periódicamente en el marco de la Agrupación de Desarrollo Málaga Ciudad Saludable -integrada por el Ayuntamiento y las entidades que trabajan por la promoción de hábitos saludables - con acciones concretas.

La dotación de los nuevos desfibriladores va acompañada de una formación específica para su uso, de hasta dos personas por cada uno de los dispositivos. La formación, gratuita, corre a cargo de profesionales médicos de las asociaciones Semicyuc y de Expaumi que, además de mostrar el uso del dispositivo, enseñan técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP) para intervenciones de emergencia.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial