Málaga ofrecerá rutas para descubrir la ciudad a través de los 5 sentidos

Actualizado 03/05/2015 13:02:15 CET
Turistas mercado
Foto: EUROPA PRESS/SPAIN FOOD SHERPAS

Paseos en globo o en los cementerios históricos, tardes de compras o la ciudad vista desde la Catedral, son algunas de las propuestas

   MÁLAGA, 3 May. (EUROPA PRESS) -

   Málaga ofrecerá durante este año diversas acciones relacionadas con el turismo sensorial, con la puesta en marcha de productos y paquetes turísticos que incluyen rutas personalizadas para descubrir la capital a través de los cinco sentidos o visitas nocturnas teatralizadas a los diversos monumentos.

   El Área de Turismo del Ayuntamiento de Málaga, junto con los integrantes del Foro de Turismo de la ciudad, han elaborado un Plan de Turismo Cultural que contempla acciones cuyo objetivo es incrementar la diferenciación y que la ciudad sea considerada por los visitantes atraídos por la cultura como un destino único, alternativo y diferente.

   Con estas rutas 'Málaga Senses' el viajero podrá descubrir la ciudad de forma distinta y elegir, según sus intereses, aquello que más les atraiga. Recorridos pensados, según el Plan de Turismo Cultural al que ha tenido acceso Europa Press, para descubrir la capital a través del oído, el olfato, la vista, el gusto y el tacto.

   Los grupos irán acompañados por un guía local, experto en la ciudad, y se crearán según la nacionalidad y las acciones escogidas. Con una duración de cuatro horas incluirá cinco actividades diferentes de las que tres serán elegidas por el viajero y las dos restantes se le asignarán según sus preferencias y perfil.

   Así, a través de la página web o un cuestionario, el viajero puntuará del uno al cinco aquellas que más le interesen, relacionadas con un sentido u otro. Concretamente, en la web habrá una pestaña con el nombre 'Málaga Senses' y según las preferencias así serán las rutas, de manera que serán "totalmente personalizadas".

PASEO EN GLOBO O TALLER DE ESCULTURAS DE ARENA

   El precio previsto asciende a 25 euros. Entre las actividades relacionadas con el sentido de la vista están una visita el Museo del Vidrio y del Cristal, a la cúpula de la Catedral de Málaga, un café en el Parador de Gibralfaro o un paseo en globo (ésta con un plus de 20 euros).

   Relacionadas con el sentido del oído se incluye una visita al Museo Interactivo de la Música, un concierto de la Filarmónica de Málaga o un recorrido desde el Museo Automovilístico hasta el centro histórico en un coche de la colección. Y para atender al sentido del gusto habrá visitas al mercado de Atarazanas, de la mano de Spain Food Sherpas; al Museo de Vino, una cata y un espectáculo flamenco.

   Un baño en el Hammam Al Ándalus, una visita nocturna al Jardín Botánico de La Concepción o un café en el Central, para saber qué es una nube, un sombra o un mitad, son otras opciones de las actividades del sentido del olfato, mientras que relacionadas con el tacto se podrá optar por un taller de pintura en la Casa Natal de Picasso, un paseo en barco por la bahía, una visita a Astilleros Nereo e incluso un taller de escultura de arena en Pedregalejo y una visita al taller de bordados de Juan Rosén.

   Otro de los objetivos principales de este plan es la creación de sinergías con los diferentes entes culturales y comerciales para trabajar en una misma dirección y que Málaga sea "un destino de primer orden", tal y como recoge el documento, que incide en que muchos recursos turísticos, la belleza de un lugar o la tranquilidad y el entorno natural no son ya suficientes para los viajeros.

   Hoy por hoy los turistas demandan experiencias, vivir el destino con sus habitantes y, en definitiva, crear un recuerdo que pueda ser transmitido a los demás, establecer un vínculo emocional a través de lo vivido. Por ello, los profesionales han pasado de trabajar en el servicio a tener que ofrecer un complemento, teniendo en cuenta que los viajeros son más exigentes y experimentados.

   En este plan, por tanto, es fundamental la participación privada, como se pone de manifiesto en el documento y en cada reunión del Foro de Turismo de Málaga Ciudad, donde se presentan propuestas y se debaten las diferentes opciones.

GHOST TOUR Y VELADAS EN EL CIELO

   En el documento se contemplan también visitas nocturnas y teatralizadas para descubrir los monumentos de la ciudad. La idea es la Alcazaba, el primer fin de semana del mes; el Castillo de Gibralfaro,el segundo; el Cementerio Inglés el tercer fin de semana y la Basílica de la Victoria el cuarto. El precio es de ocho euros y se desarrollarán viernes, sábados y domingos.

   Según datos del Observatorio Turístico de Málaga, el viajero que llega a Málaga procede del resto de España (41,1 por ciento), seguido de Reino Unido, Alemania, Holanda, Francia y Suecia. Visitar museos, realizar actividades gastronómicas y pasear son las tres principales actividades realizadas en el destino.

   Otras de las propuestas lanzadas en este plan es el denominado 'Ghost tour' para la noche de Halloween, una oportunidad para disfrutar de los cementerios Inglés y de San Miguel así como la cripta de la Victoria.

   También se incide en el documento en la oportunidad que suponen las terrazas de Málaga, caso de los hoteles, cada vez más demandadas. Por ello, se creará una tarjeta que, con un precio de 20 euros, incluirá un cóctel en cada una de este terrazas hoteleras y que el cliente podrá utilizarla durante toda la temporada de apertura.

   Este Plan de Turismo Cultural contempla velada árabes y una ruta, que se podría realizar mañana y tarde a un precio de 35 euros, incluyendo la visita al mercado de Atarazanas, a la Alcazaba y Gibralfaro, almorzar o cenar en un restaurante árabe ubicado en el Soho, una parada para tomar un té y sumergirse en los baños árabes.

   La gastronomía es también esencial en el presente y futuro turístico de la capital de la Costa del Sol, de ahí que se proyecten rutas, ir de tapeo por las diferentes bodegas, disfrutar de restaurantes de alta cocina, de las propuestas de los mercados municipales y también de la singularidad de los chiringuitos y su pescaíto frito.

   Otra de las 'patas' clave es impulsar el turismo de compras, para lo cual se proyecta un tour con inicio en calle Larios. Con un precio de 20 euros, el cliente tiene incluido un servicio de 'personal shopper', descuentos en comercios adheridos y un cóctel en un hotel céntrico.

   Todas estas actividades planteadas en este documento se verán reforzadas con acciones de promoción, jornadas para profesionales, visitas a las oficinas de touroperadores y agencias de viaje especializadas así como asistencia a ferias específicas de turismo cultural y también multisegmento, continuando además con la organización de viajes de prensa y para blogueros.

   Málaga es el destino urbano que mejor ha evolucionado en España en la última década, con un aumento en el número de viajeros desde 2005 del 127 por ciento, pasando de 456.493 a 1.037.547. Las estancias hoteleras también han aumentado casi un 120 por ciento, superando ya los dos millones.