Mijas Pueblo da los primeros pasos para solicitar a la Unesco su declaración como Patrimonio de la Humanidad

Publicado 02/01/2014 18:46:19CET

MIJAS (MÁLAGA), 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Mijas (Málaga), Ángel Nozal, ha dado instrucciones a diversos departamentos municipales para iniciar la tramitación de la solicitud para que Mijas Pueblo sea declarado en un futuro por la Unesco como Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Se trata de una larga tramitación, que en el mejor de los casos conllevará un proceso de dos años y medio de duración antes de que la Unesco adopte una decisión con la que el alcalde y su equipo de gobierno pretenden preservar para el futuro la imagen y arquitectura andaluza de Mijas Pueblo.

Según han indicado desde el Ayuntamiento, el proceso tendrá su paso en la Junta de Andalucía, administración que debe proponer al Ministerio de Cultura la inclusión de Mijas Pueblo entre los integrantes del listado indicativo español de municipios, espacios naturales o eventos artísticos o culturales aspirantes a Patrimonio de la Humanidad.

Una vez incluida la candidatura de Mijas Pueblo en el referido listado indicativo, éste pasa a engrosar la denominada lista global --conjunto mundial de propuestas-- que durante un periodo no inferior a un año será estudiada por un comité de expertos de la Unesco, que decidirá o no la catalogación de Mijas Pueblo como Patrimonio Mundial de la Humanidad.

En la actualidad, 254 ciudades de todo el mundo gozan de este galardón, de las que 17 son localidades españolas, como Salamanca, Aranjuez, Segovia, Ávila, Oviedo, Cuenca, Cáceres, Toledo, Santiago de Compostela, Ibiza, San Cristóbal de la Laguna, Mérida y Alcalá de Henares, así como las ciudades andaluzas de Granada, Córdoba, Úbeda y Baeza.

La Unesco decide si una ciudad, espacio natural o enclave artístico merecen la catalogación de Patrimonio de la Humanidad en virtud de la declaración de la 'Convención para la protección del patrimonio mundial, cultural y natural', celebrada en París en noviembre de 1972, en la que se recogen qué características deben reunir los enclaves candidatos para obtener tal distinción.

Entre los valores tipo 'universal excepcional' estipulados en dicha convención que una ciudad debe reunir para ser declarada Patrimonio de la Humanidad figura "ser un ejemplo destacado de formas tradicionales de asentamiento humano o de utilización de la tierra o del mar, representativas de una cultura (o de varias culturas), o de interacción del hombre con el medio, sobre todo cuando éste se ha vuelto vulnerable debido al impacto provocado por cambios irreversibles".

Precisamente, sobre esta premisa girará la candidatura de Mijas para su declaración como Patrimonio de la Humanidad. Según han destacado desde el Consistorio, Mijas Pueblo "ha sabido mantener su arquitectura típica de la cultura andaluza y posee numerosos vestigios etnográficos de cómo el hombre interactuaba con el medio en un entorno, la Costa del Sol, que en las últimas décadas ha sufrido el irreversible impacto del crecimiento urbanístico desmesurado".

Han recordado que Mijas Pueblo fue galardonada en 1969 como Conjunto Histórico Artístico, reconocimiento basado en criterios vinculados al tipismo y a su carácter pintoresco. De hecho, el decreto gubernamental que dio lugar a la declaración señalaba que "la importancia fundamental de Mijas reside actualmente en sus depuradas características del pueblo andaluz y en su privilegiado emplazamiento".

En dicha declaración se destacaba "la típica aglomeración de pintorescas calles y plazas y la propia sencillez de sus edificios de cumplida blancura, con rejas y balcones repletos de flores, está enclavada en medio de un soberbio panorama, con la montaña cubierta de pinos a la espalda y frente a una espléndida extensión del mar y de la costa que abarca los grandes centros turísticos de Torreblanca y Fuengirola".

Además, han indicado que la principal apuesta del equipo de gobierno, dirigido por Nozal, "ha sido la del embellecimiento de Mijas Pueblo, recuperando las macetas con flores en la inmensa mayoría de calles del casco histórico, eliminando trazados de cables aéreos de suministros, promoviendo la limpieza y pintado de blanco de las fachadas y propiciando la retirada de elementos que rompen la estética típica andaluza, como chapas en azoteas, antenas parabólicas o compresores de aires acondicionado de las fachadas".

Igualmente, han mencionado que el equipo de gobierno contrató la redacción del denominado Plan especial de Protección y Régimen Interior (Pepri), "cuya filosofía redunda en el mantenimiento de las características arquitectónicas y paisajísticas de Mijas Pueblo".

"Si entre todos mantenemos el pulso y acentuamos las características que merecieron la declaración de Mijas Pueblo como Conjunto Histórico Artístico, será más fácil que logremos el galardón de Patrimonio de la Humanidad", ha señalado el concejal de Cultura y Turismo, Santiago Martín, quien no obstante ha reconocido que "el empeño no es fácil, aunque vamos a intentarlo".

El edil ha sostenido que las 254 ciudades que en la actualidad son Patrimonio de la Humanidad son "enclaves eminentemente turísticos y, en Mijas, vivimos del turismo". En este sentido, ha señalado que hay ciudades "que no son eminentemente monumentales, ni atesoran una dilatada historia", como puede ser el caso de Filadelfia en Estados Unidos, "pero que concursaron y lograron la declaración de Patrimonio de la Humanidad".