Publicado 30/06/2020 17:38:33 +02:00CET

Paciente ingresado de COVID: "Han dejado de preocuparme cosas banales y me preocupo de mi familia y ser más solidario"

Testimonio de un paciente ingresado por COVID en el Costa del Sol
Testimonio de un paciente ingresado por COVID en el Costa del Sol - JUNTA

MÁLAGA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

Manuel Navarrete, de 66 años, fue el último paciente ingresado por coronavirus que salió de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Costa del Sol del municipio malagueño de Marbella. En concreto, ha permanecido ingresado en esa unidad un total de 87 días y posteriormente pasó a planta para su recuperación. Ahora, ha afirmado, su futuro es "es dedicarme a mi familia, mi nieta y disfrutar de la vida".

Sobre sus planes de futuro y qué será lo primero que haga cuando termine su recuperación, el paciente ha dicho que está notando "cambios" que "no esperaba que me ocurriese nunca. Han dejado de preocuparme ciertas cosas banales y ahora me preocupo más de mi familia, de mi mismo y de, tal vez, ser más solidario y comprender, sobre todo, que la sociedad es compleja y si todos nos unimos y tratamos de entendernos unos a otros, mínimamente, saldremos adelante".

Así se desprende de su testimonio, que ha sido recopilado por el centro sanitario, junto con otras experiencias relacionadas con el COVID-19. Navarrete ha explicado que fue tras un viaje con unos amigos a Madrid cuando "empecé a sentirme mal, con fiebre y escalofríos".

Tras ser confirmado positivo, ha explicado, "comencé a sentirme peor, hasta que llamé al 112 y dije que me trajeran al Hospital", valorando el trabajo que se lleva a cabo en el centro sanitario, donde ingresó el 12 de marzo. "Pensé que tomaba la decisión correcta, que era acudir al Costa del Sol", ha incidido.

También ha contado su experiencia ingresado en la UCI, en la que, según ha dicho, "en un par de ocasiones se dio por perdida mi vida" porque "no reaccionaba, no respondía a estímulos". "Hubo unos cuantos héroes que decidieron luchar conmigo y esa lucha conjunta de mis ganas de seguir viviendo y disfrutar de mi familia, mi nieta, me hicieron que, tal vez, inconscientemente, el enchufe no se rompiera".

"Tiraban de una parte --ha continuado-- pero había otra parte en la pared, que era yo con mis médicos, que decidimos que no enterrábamos la cuchara sin pelea". "Al final, ganamos la batalla", ha destacado, asegurando que el personal sanitario "son cumplidores fieles de sus deberes" por lo que "habría que subirle el sueldo".

"Venía impresionado de la UCI por la formación tan uniforme que tiene la gente. En la UCI todo el mundo sabe lo que hay que saber y en qué momento hacerlo, y eso en un colectivo tan grande es muy complicado encontrarlo", ha dicho el paciente, que ha agregado también que "en planta estoy encontrando una amabilidad especial y una coordinación importante". Para Manuel Navarrete, su experiencia en el Hospital Costa del Sol ha sido "brutalmente fenómena", valorando "la amabilidad extrema" con la que se le ha tratado.

Por otro lado, ha explicado que por el coronavirus lo ha pasado "mal" y después de más de tres meses ha conseguido ponerse de pie, lo que ha calificado de "un logro", por lo que va "poco a poco" recuperándose, pero "lo que he perdido del pulmón no lo voy a recuperar".

Por último, también ha tenido un mensaje para la población y ha dicho que "las urgencias no es una consulta, no se va a consultar, se va porque hay un dolor de pecho, perdida de conocimiento... pero no se va para usarla como si fuese una consulta, porque las colapsamos y quitamos el servicio a quien de verdad lo necesita", ha concluido.

Contador

Para leer más