Publicado 12/07/2021 13:45CET

El Plan Málaga Litoral sumará a la ciudad 65.000 metros cuadrados de espacio público peatonal y zonas verdes

Presentación del Plan Málaga Litoral por parte del alcalde, Francisco de la Torre
Presentación del Plan Málaga Litoral por parte del alcalde, Francisco de la Torre - AYUNTAMIENTO DE MÁLAGA

Cuenta con un presupuesto de 365 millones más IVA que incluye el soterramiento del eje litoral para ampliar el Parque

MÁLAGA, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha presentado este lunes el Plan Málaga Litoral, un conjunto de actuaciones que sumarán a la ciudad 65.000 metros cuadrados de espacio peatonal y zonas verdes, incluyendo el soterramiento del tráfico en el Paseo de los Curas para ampliar el Parque en 18.000 metros cuadrados y completar así la conexión peatonal con el muelle 2 del puerto.

El coordinador general de Infraestructuras y Proyectos del Ayuntamiento, Pablo Otaola, ha expuesto en rueda de prensa los detalles técnicos del plan, que el miércoles se explicará a los grupos de la oposición en el Consistorio dado su "gran interés" y que puedan participar en su definición.

El Ayuntamiento de Málaga encargó en 2018 dos informes: uno al ingeniero José P. Alba García y otro al arquitecto Salvador Moreno Peralta. Ambos plantearon propuestas innovadoras que dieron origen al Plan Málaga Litoral, proyecto cuyo diseño global se ha presentado este lunes públicamente.

El presupuesto de ejecución por contrata del Plan Málaga Litoral asciende a 365 millones de euros, más IVA, resultado de sumar seis actuaciones. Para su financiación se prevén fuentes internas, a partir de la explotación de los elementos del proyecto susceptibles de generar ingresos --los intercambiadores, los aparcamientos y la venta de la parcela municipal de Los Tilos, donde actualmente se encuentra la estación de autobuses-- y las posibles aportaciones de fondos europeos y procedentes de otras administraciones.

El alcalde ha admitido que es un proyecto "transformador" de la capital que debe "enamorar" a la ciudad y a la región, dada su envergadura y proyección. Además, ha considerado que una operación de este tipo necesita de aportaciones de otras administraciones, además de que haya fondos de inversión privados interesados.

Así, ha señalado que la Junta de Andalucía lo conoce aunque no de manera "profunda" y parece que están "abiertos" y a nivel de Gobierno central ha confiado en que también se vea con buenos ojos. A su juicio, además, es un plan que podría beneficiarse de fondos europeos, caso de los Next Generation.

Con respecto a estos fondos, De la Torre ha admitido que "hay que tener los proyectos más avanzados que los que los tenemos nosotros pero para el marco 2021-2027 sí estamos en condiciones mejores y dependerá de cómo canalicen los fondos Gobierno y Junta".

"Este proyecto encaja muy bien, está perfectamente alineado en materia de Agencia Urbana, Plan del Clima o Movilidad Sostenible y con los Objetivos de Desarrollo Sostenible", ha expuesto; añadiendo que este plan "no es sólo bueno para Málaga y su entorno sino para la Autonomía".

El coordinador general de Infraestructuras, Pablo Otaola, ha comentado que en 2022 y 2023 deberían estar ya los proyectos y licitarse las obras. Y, siendo optimistas, en 2024 podrían empezar los primeros trabajos. A partir de ahí, ha comentado que en tres años podría estar, pero ha admitido que prefieren ser menos optimistas y hablar de cuatro o cinco años.

ACTUACIONES

El plan contempla el intercambiador modal de la Explanada, junto a la estación de trenes Málaga-María Zambrano, incluyendo la remodelación del espacio público situado sobre la estación soterrada. Su presupuesto es de 63 millones de euros (IVA no incluido). También el intercambiador modal de La Marina, que implica el rediseño del actual aparcamiento y la remodelación del espacio público situado entre ambos. Cuenta con 44 millones de euros (IVA no incluido) de presupuesto.

De la Torre se ha referido al denominado Eje Litoral soterrado, con una longitud de 2,3 kilómetros, desde el río Guadalmedina hasta pasada la calle Gutenberg, en el paseo marítimo Pablo Ruiz Picasso y cuyo coste se presupuesta en 162 millones de euros (IVA no incluido).

Ha añadido que quieren convocar un concurso internacional de ideas para el diseño de todo el espacio peatonal que quedaría en la zona de Muelle Heredia, Paseo de los Curas y la Plaza de la Marina, que son puntos afectados por le soterramiento de tráfico que se proyecta en la zona.

Incluye también el plan la urbanización de los nuevos espacios públicos y zonas verdes, que suman un total de 64.000 metros cuadrados y para lo que se destinarían 33 millones más IVA; aparcamiento de rotación en terrenos del puerto (22 millones de euros IVA no incluido) y un aparcamiento en Ciudad de Melilla, destinado a residentes y rotación, para usos asociados al flujo generado por la playa y la hostelería, que incluye la creación de un nuevo espacio público sobre el mismo, contemplándose un presupuesto de 20 millones, más IVA.

Asimismo se incluye el desarrollo urbanístico de la parcela municipal de Los Tilos, donde actualmente se encuentra la estación de autobuses interurbanos, como centro de negocios (oficinas, hotel y comercios). Esta actuación supondrá ingresos para financiar el plan.

NUEVAS NECESIDADES PARA SERVIR AL ÁREA METROPOLITANA

En su explicación, Otaola ha enmarcado el plan en el proceso de transformación de Málaga, uno de cuyos efectos ha sido el notable incremento de sus relaciones con los municipios del área metropolitana y, por lo tanto, de la influencia de la capital en la metrópoli.

En este contexto, ha añadido, se han generado nuevas necesidades a las que Málaga debe dar respuesta, de forma análoga a cómo están abordándolo otras ciudades, asumiendo los retos que permitirán dar mejor servicio a su entorno avanzando en el concepto de ciudad-región.

Algunas de esas nuevas necesidades y respuestas, ambas previstas en este plan, son actividades para favorecer la descompresión del centro histórico, ganar aún más espacio para el peatón, dotar de mayor calidad urbana al centro y aumentar la integración con el frente marítimo, continuando de este modo el trabajo realizado en los muelles 1 y 2 y en la Alameda Principal, mejorar el servicio de los autobuses metropolitanos y reducir el impacto del tráfico rodado Este-Oeste en el centro, disminuyendo tanto la contaminación atmosférica como la acústica.

Igualmente se apuesta por potenciar otras centralidades dentro de la nueva Área Central, en concreto la zona Perchel-Estación María Zambrano y la Malagueta, que aporten su propia personalidad al conjunto dentro del concepto de ciudad policéntrica.

Otaola ha definido el Plan Málaga Litoral como sostenible e innovador, cuya filosofía podría ser extrapolada a otras ciudades, por lo que podría considerarse un proyecto piloto. "Es un plan ambicioso y global que incluye urbanismo, transporte y medio ambiente. Su objetivo es dar servicio a toda la ciudad, a la provincia de Málaga y a la comunidad autónoma de Andalucía", ha señalado.

Un proyecto de futuro que, sin embargo, ha considerado que se hace "aún más necesario dentro de las estrategias de recuperación tras la crisis sanitaria de la COVID-19", de hecho, está contemplado en el Plan de Reactivación municipal.

El Plan Málaga Litoral responde a los planteamientos de la Agenda Urbana 2015 y desarrolla el Plan del Clima (Alicia) y el Plan de Movilidad Urbana Sostenible, recientemente aprobados por el Ayuntamiento. Asimismo, responde al cumplimiento de la Agenda 2030 en cuanto a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS): 6, agua limpia y saneamiento; 7, energía asequible y no contaminante; 11, ciudades y comunidades sostenibles; y 13, acción por el clima.

Contador