Actualizado 08/08/2012 23:05 CET

Presentan una denuncia contra la empresa de la noria y el Ayuntamiento por no ejecutar su desmontaje

MÁLAGA, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

La empresa Berral Atracciones ha presentado este miércoles una denuncia en el juzgado contra Atracciones MA Bañuls, propietaria de la noria gigante instalada en Cortijo de Torres y que incumple los límites de altura de las servidumbres del aeropuerto, y también contra el Ayuntamiento de la capital, por el incumplimiento de las órdenes municipales de paralización y desmontaje de esta instalación.

De hecho, en la denuncia, presentada ante el juzgado de guardia de Málaga y a la que ha tenido acceso Europa Press, se pide que se proceda "a la mayor celeridad" a oficiar a la Policía Local de Málaga con el objeto de que se lleve a cabo "la inmediata paralización del montaje de esta atracción".

En la denuncia se deja constancia de que un informe de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) desaconseja la instalación de esta noria, denominada 'Mirador Princess', debido a que su excesiva altura podría afectar a la seguridad del espacio aéreo.

Ante el pronunciamiento desfavorable de AESA, se recuerda que el pasado lunes el Ayuntamiento ordenó la paralización del montaje de la atracción, habiendo notificado, además, este miércoles el decreto por el que se obliga a su retirada.

Pese a ello, se subraya en el escrito presentado en el juzgado, "en este momento ni se han paralizado los trabajos de montaje ni lógicamente se está cumpliendo con el decreto del Ayuntamiento ordenando el desmontaje".

Se advierte, de igual modo, de que este hecho "ha sido comunicado telefónicamente en diversas ocasiones en la tarde de ayer --por el martes-- y en la mañana de hoy --por este miércoles--, sin que la Policía haya hecho nada con objeto de velar por el cumplimiento de la normativa en materia de seguridad aérea y poniendo en grave riesgo a las personas a causa de diferentes incumplimientos, siendo el más grave y notorio la invasión del espacio aéreo".

POLICÍA LOCAL

Asimismo, el letrado de Berral Atracciones declara que se ha personado en las dependencias de la Policía Local de Málaga con la finalidad de presentar una denuncia por estos hechos, "negándose los agentes a sellarla e invitándome a marcharme".

Por su parte, la delegada municipal de Promoción Empresarial y del Empleo del Ayuntamiento de Málaga, Esther Molina, ha informado este miércoles de que están en conversaciones con AESA y la dirección del aeropuerto de la capital para determinar si es posible una solución que, garantizando la seguridad del espacio aéreo, permitiera el funcionamiento durante la Feria de esta noria.

Pese a haber notificado este miércoles la orden de desmontaje a la empresa propietaria, Molina ha precisado que tanto un informe de la Asociación de Empresarios Feriantes de Málaga y Provincia como otro del Consistorio, encargado a una consultoría especializada, destacan la dificultad desde el punto de vista técnico de retirar la noria, ya que se necesitaría un espacio amplio alrededor para la entrada de una grúa y de tráilers, algo de lo que se carece teniendo en cuenta que, a apenas tres días para el inicio de la Feria, las atracciones de alrededor ya están montadas.

En este punto, la delegada municipal ha señalado a Europa Press que "hay soluciones", ya que "situaciones de este tipo se dan a lo largo de todo el año: la instalación de una grúa, de una torre de telecomunicaciones, de una construcción temporal, etcétera". Además, ha subrayado lo positivo de que la ciudad de Málaga contara durante su Feria con "una atracción de tanto éxito", además de que sería un modo de "colaborar con la familia que hay detrás".