Salado considera una "tomadura de pelo" la aprobación por parte de la Junta del Plan Litoral

Actualizado 28/11/2012 14:36:14 CET
Francisco Salado, en rueda de prensa
EUROPA PRESS

MÁLAGA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El alcalde del municipio malagueño de Rincón de la Victoria y portavoz del equipo de gobierno del PP de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha calificado de "tomadura de pelo" el nuevo Plan Litoral, aprobado este pasado martes por la Junta de Andalucía, a través de un Decreto Ley.

"Se trata de un despropósito y de una deslealtad de la Junta, que ha tomado esta decisión trascendente sin contar con la opinión de los ayuntamientos", ha manifestado Salado a Europa Press este miércoles. "Es un atentado contra la autonomía local", ha añadido.

Entre los 11 municipios malagueños que se han visto afectados por este nuevo plan, se encuentra Rincón de la Victoria al que "va a provocar una nueva paralización del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que lleva cuatro legislaturas para aprobarse y se va a ver parado una vez más", ha expresado Salado.

Como medida cautelar, la Junta ha suspendido por un periodo máximo de dos años y mínimo de seis meses la tramitación de los suelos urbanizables, aún por desarrollar que no se han adaptado a los Planes de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA). Esta suspensión se aplicará al suelo comprendido en los 500 metros de protección del litoral.

"La Junta se ha equivocado y no se puede tomar una decisión tan genérica, de esta manera es un sin sentido porque tendrá que haberse estudiado el caso de cada municipio por separado", ha indicado Salado, quien ha apostillado que "en Rincón, además de la paralización del PGOU, se han visto afectados algunas zonas dedicadas a actividades hoteleras".

Como portavoz del equipo de gobierno del PP de la Diputación, Salado ha expresado que el ente supramunicipal va a reunirse "urgentemente" con "todos los ayuntamientos afectados, además de presentar mociones en todos los ayuntamientos".

También, el regidor ha expresado la posibilidad de que el PP andaluz "pueda impugnar esta medida a través de la vía judicial, ya que este nuevo plan no tiene visos de ser muy legal".