Publicado 08/07/2021 11:44CET

Salado critica las declaraciones de Garzón sobre la carne y le pide que "deje en paz" a los sectores productivos

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado.
El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado. - DIPUTACIÓN DE MÁLAGA

"No es posible que este señor reniegue del turismo, del aceite de oliva, el jamón y la carne. ¿Qué será lo próximo, los espetos?"

MÁLAGA, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha criticado las declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, sobre la carne y le ha pedido que "deje en paz" a los sectores productivos.

Así, ha señalado que si el ministro "se aburre y no quiere trabajar, que se vaya a dar lecciones de Economía a Cuba, Corea del Norte o Venezuela, pero que deje a los sectores productivos en paz".
"No es posible que este señor reniegue del turismo, del aceite de oliva, el jamón y la carne. ¿Qué será lo próximo, los espetos?", se ha preguntado el también presidente de Turismo Costa del Sol.

A juicio de Salado, Garzón es "el ministro Atila, por donde pasa no crece la hierba, y lo malo es que se sienta en las reuniones del Consejo de Ministros en La Moncloa". "¿En qué España ha vivido y se cree que vive el ministro de Consumo? ¿Es consciente de la responsabilidad que tiene y del daño que hacen sus palabras?", se ha cuestionado.

El dirigente malagueño ha interpelado a Garzón sobre cuál será el siguiente sector "clave para nuestra economía que será víctima de sus ocurrencias", tras citar sus declaraciones contra el turismo, el aceite, el jamón o, ahora, la industria cárnica.

"Gracias a Dios tiene una cartera casi sin contenidos, pero se empeña en ir pisando charcos para llamar la atención y recordarnos que existe. Más que como un ministro del Reino de España, se comporta sistemáticamente como un enemigo infiltrado en el Gobierno de nuestro país", ha espetado Salado.

En este sentido, ha asegurado que, "lo más grave es que el PSOE y Pedro Sánchez le ríen las gracias". "Son tan responsables como él del daño que está causando a nuestras empresas y a nuestros trabajadores", ha concluido Francisco Salado.

Contador