Vox aprueba la expulsión definitiva de su concejal en Mijas (Málaga), ya en el grupo de no adscritos

Publicado 08/08/2019 10:17:06CET
Pleno de investidura del Ayuntamiento de Mijas (Málaga)
Pleno de investidura del Ayuntamiento de Mijas (Málaga) - EUROPA PRESS - Archivo

El partido liderado por Abascal se queda con siete ediles en la provincia de Málaga tras echar a Carlos Rivero y Lucía Cuín

MIJAS (MÁLAGA), 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Comité Ejecutivo Nacional de Vox ha aprobado la expulsión definitiva del partido de Carlos Rivero, edil de Mijas (Málaga) quien, pese a presentar su candidatura al Ayuntamiento del municipio malagueño por esta formación y tomar posesión del acta de concejal el pasado 5 de julio, pasó al grupo de no adscritos al no presentar el pertinente escrito de constitución del grupo municipal de Vox.

Fuentes de Vox han indicado a Europa Press que el máximo órgano del partido dio luz verde este pasado miércoles a la expulsión de Rivero de la formación de Santiago Abascal.

Precisamente, el pleno de investidura de Mijas se retrasó al presentar Vox un recurso contencioso electoral para determinar de quién era el acta de concejal obtenida en esta localidad malagueña, después de que justo antes de las elecciones del pasado 26 de mayo Carlos Rivero decidiera presentar su renuncia y, pese a figurar en las papeletas en primer lugar ya que estaban las listas publicadas, acordaron que ese puesto sería ocupado por la número dos, Maya Escolar.

Debido a que el Boletín Oficial del Estado ya había publicado las listas y no se podían modificar el concejal pactó ceder su acta a la número dos por Mijas de la formación, Maya Escolar, que asumió la campaña como cabeza de lista. Sin embargo, tras los comicios, según indicaron desde el partido, Rivero adujo que no había renunciado, algo que no comunicó a la dirección provincial, insistiendo en que se quedaría con el acta en nombre de Vox.

El día de constitución del Consistorio, el pasado 5 de julio, juró su cargo mientras recibía gritos de "falso, que eres un falso" y manifestó su "compromiso para representar el interés de los vecinos del municipio y trabajar por el bien común, sin intereses de partido". Desde Vox consideraron que Rivero "deja de forma deliberada sin representación a los 1.339 mijeños que habían confiado su voto a este partido para el Ayuntamiento".

Voz lamentó, además, que durante todo este tiempo les ha resultado "imposible" contactar con Rivero, quien, "además de saltarse la disciplina del Partido, ha engañado a los electores, dejándoles sin voz en el Ayuntamiento al anteponer su ambición personal al interés general del municipio malagueño, lo cual es inadmisible para Vox".

La salida de Carlos Rivero se suma a la de Lucía Cuín, también expulsada de la formación después de que apoyara el Día del Orgullo Gay de Torremolinos (Málaga). Esta edil se negó a devolver su acta e incluso dio su voto en la investidura al alcalde socialista, José Ortiz.

Con estas dos expulsiones, Vox se queda con siete ediles en la provincia de Málaga después de las pasadas elecciones del 26 de mayo, en concreto dos en Benalmádena y uno en Torremolinos, Nerja, Benahavís, Fuengirola y Rincón de la Victoria.

Para leer más