Publicado 04/03/2021 13:49CET

Aguirre dice que la subasta de medicamentos "ha muerto y no hay otro modelo" y PSOE afea que "la demonicen con mentiras"

Archivo - Una farmacéutica con mascarilla despacha en una farmacia, foto de recurso
Archivo - Una farmacéutica con mascarilla despacha en una farmacia, foto de recurso - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

SEVILLA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, en comparecencia en el Parlamento andaluz ha señalado que la subasta de medicamentos "ha muerto y no hay otro modelo", para añadir que "ahora estamos en igualdad de condiciones con el resto de comunidades autónomas, basándonos en la Ley del Medicamento", y esto es "un éxito" de los pactos de legislatura entre PP, Cs y Vox, en los que "se recogía de forma clara y contundente, que el modelo de subasta torticero puesto en marcha por María Jesús Montero como consecuencia de una bronca política en 2012 con el Gobierno central, ha muerto".

Así lo ha señalado el consejero durante la Comisión de Salud, en la que ha añadido que "la inequidad ente CCAA en el acceso a los medicamentos, ha muerto, y la imposibilidad de prescripción del médico del medicamento que creyera oportuno, ha muerto".

Ha recordado el "compromiso" del Gobierno andaluz de eliminar este modelo implantado por el Gobierno socialista en 2012, "ya que este sistema era un recorte encubierto en la sanidad andaluza, atentaba contra los derechos de los ciudadanos al no poder acceder a todos los medicamentos del mercado e iba contra la competencia de la industria farmacéutica en nuestra comunidad".

Ha explicado que "el anterior gobierno socialista estuvo hasta el último momento firmando nuevas subastas de medicamentos, lo que provocó que el nuevo Gobierno tuviera que esperar a la finalización de las mismas para no hacer frente a los elevados costes económicos, a efectos del pago de indemnizaciones a los laboratorios que habían ganado la subasta en el caso que se hubieran extinguido de forma anticipada".

En este sentido, ha recordado que "el Presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, se comprometió con los andaluces que si llegábamos al Gobierno de Andalucía finalizaría la subasta de medicamentos y hemos cumplido nuestra palabra".

El fin de las convocatorias de selección de medicamento, conocidas como 'subastas', no consiste, a juicio del consejero, "en la adquisición de medicamentos, sino en la selección de las marcas que los farmacéuticos han debido dispensar en las oficinas de farmacia, cuando se han prescrito los medicamentos en principio activo".

Sin lugar a dudas, "el fin de las subastas supone un logro social para los andaluces, porque a partir de ahora, el médico continuará prescribiendo el medicamento que estime oportuno y si la prescripción la realiza por principio activo, el farmacéutico elegirá la marca comercial más conveniente al paciente", ha destacado.

De este modo, "se evitan desabastecimientos en las farmacias, se mejora la adherencia al tratamiento del paciente al no tener que cambiar con frecuencia de medicamento y se aumenta la competencia entre laboratorios, fomentando la industria de los genéricos en Andalucía".

Aguirre ha recordado que "en la Ley de Presupuestos del año 2021, el Parlamento aprobó la modificación de la Ley 22/2007, de 18 de diciembre, de Farmacia de Andalucía con el fin de eliminar la obligatoriedad de realizar las convocatorias de selección de medicamentos".

Esta modificación "era necesaria puesto que en el texto anterior existía la posibilidad que, ante un contencioso administrativo, el tribunal obligara al Servicio Andaluz de Salud a convocarlas, en los términos establecidos en el artículo 60 bis y sucesivos de la Ley 22/2007, de 18 de diciembre, de Farmacia de Andalucía", ha precisado.

Por otro lado, el titular de Salud ha detallado la evolución del gasto en prestación farmacéutica y productos dietéticos, a través de recetas en la que se observa "crecimientos similares en los últimos tres años y un descenso del 4,13% en enero de 2021 por la disminución de medicamentos para la gripe y resfriados que, prácticamente, han desaparecido por las medidas de protección en la pandemia".

Las causas del incremento del gasto en prestación farmacéutica son, en palabras del consejero, "un mayor número de prescripciones al año (2,10% de media), la subida del precio medio de los medicamentos (2,16% de media), un aumento continuado de la población andaluza mayor de 65 años (1,89% en 2020) y la incorporación de nuevos tratamientos de precio elevado que desplazan a otros antiguos de menor precio, como por ejemplo, los nuevos antidiabéticos orales y sus combinaciones, que tienen un precio medio de algo más de 60 euros frente a los antiguos que no llegaban a los diez euros".

Aguirre ha aclarado que "este grupo de medicamentos, con un crecimiento del 40% en 2020, ha supuesto en ese año un incremento de 28,3 millones de euros". "Otro ejemplo es la entrada en la financiación de los medicamentos para la deshabituación tabáquica, que ha supuesto "un incremento de 5,7 millones de euros y que, desde una perspectiva de salud pública, supone una inversión muy necesaria". Además, a causa de la pandemia, han crecido los analgésicos y antipiréticos en un 13%, lo que supone un incremento de 3,4 millones de euros.

Finalmente, el consejero ha subrayado, a modo de conclusión, que "el gasto medio por habitante de Andalucía en 2020 ha sido de 235,41 euros, situándose por debajo de la media nacional que es de 235,60 euros".

Por su parte, el socialista Jésus Fernández Ferrera ha lamentado que PP, Cs y Vox "se apresuren" a atribuirse el mérito en la suspensión de un procedimiento que "garantiza la mejor asistencia farmacológica a la ciudadanía con ahorro para las arcas públicas únicamente por cuestiones políticas y porque el modelo de las derechas es la apuesta por las farmacéuticas por encima del interés general".

"PONE EL INTERÉS DE LAS FARMACÉUTICAS POR ENCIMA DEL GENERAL"

Ferrera ha insistido en que la subasta de medicamentos ha supuesto 700 millones de euros en ahorro en gasto farmacéutico para Andalucía además de "calidad y seguridad" para los pacientes en sus fármacos. Ha recalcado que este es el modelo del PSOE "distinto" al de Moreno y su gobierno, rechazando que desde las derechas se dedicaran "con mentiras" a "demonizar" este sistema, únicamente por su objetivo de imponer su propio modelo que "pone los intereses de las farmacéuticas por encima del interés general".

Desde Adelante Andalucía, Inmaculada Nieto ha destacado que siempre han hecho una valoración "positiva" de la subasta de medicamentos, "una decisión acertada", y además "no genera ninguna dificultad que hiciera al Tribunal Constitucional dudar de su legalidad". Ha lamentado que "haya quedado tan evidente sobre la mesa la capacidad de presión de las multinacionales farmacéuticas y los lobby" y ha concluido señalando que "hace un roto a las arcas autonómicas pero cumplen un compromiso electoral".

La diputada de Vox María José Piñero ha señalado que se quedó "perpleja" cuando vio la enmienda que PP y Cs presentaron a la Ley de Presupuestos de Andalucía, porque "habían tenido dos años para prepararla", toda vez que agrega que "si bien la enmienda modifica el primer punto, deja la puerta abierta a que se puedan convocar estas subastas".

Desde Ciudadanos, Javier Pareja ha calificado el fin de la subasta de medicamentos como "un logro que hará que los andaluces sean iguales en el acceso a los medicamentos, como en el resto de España", y ha subrayado que esto demuestra que "cuando Cs gobierna las promesas se cumplen". Ha añadido que cuando una medida "produce el rechazo de pacientes, industria y farmacias es absurdo su continuidad", para afirmar que "no todo vale para ahorrar".

El popular Rafael Caracuel ha destacado también que el gobierno del cambio "cumple su palabra" y que se trata de "un logro social que acaba con un recorte encubierto que venía produciéndose desde hace ocho años". "Los designios agoreros de Susana Díaz se estrellan contra la verdad tras decir en diciembre que la subasta se mantendrá", ha apuntado.