Andalucía registra 124 casos de agresiones a médicos en 2018, un 55% en atención primaria

Actualizado 14/03/2019 15:12:01 CET
JUNTA - Archivo

Este jueves se celebra El Día Nacional contra las agresiones en el Ámbito Sanitario bajo el lema 'Respetar al médico, cuidar de todos'

SEVILLA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

Andalucía registra 124 casos de agresiones a médicos en 2018, según los datos del Observatorio Nacional de Agresiones de la Organización Médica Colegial (OMC), que se han presentado este jueves, coincidiendo con el Día Nacional contra las Agresiones en el ámbito Sanitario, por el Consejo Andaluz de Colegios de Médicos (CACM).

Según se indica en una nota de prensa, como viene sucediendo en años anteriores, estas conductas violentas en el ámbito andaluz se producen con más frecuencia en atención primaria (55%) frente a la hospitalaria (23%). Entre los tipos de agresiones se han registrado un 12 por ciento de lesiones, 46 por ciento de insultos y 42 por ciento de amenazas.

Entre los principales motivos de la agresión, el CACM señala que habría que destacar las discrepancias con la atención médica, con un 39 por ciento, seguido por el tiempo de espera en ser atendido, con un 17 por ciento. Además, hay que señalar también que la incidencia acumulada de agresiones a médicos por cada 1.000 colegiados "es superior en Andalucía que en el resto de España".

Por su parte, apunta que los facultativos no siempre denuncian estas situaciones, por lo que solo un 66 por ciento de los agredidos han denunciado los hechos. Además, el 25 por ciento de los facultativos agredidos tuvo que darse de baja laboral.

En cuanto a los datos provinciales, Cádiz ha sido la que ha sumado un mayor número de agresiones, con un total de 45, seguida de Málaga con 28; Granada con 16; Sevilla con 13; Almería y Córdoba con siete; Huelva con cinco; y Jaén con tres.

MEDIDAS DE CONCIENCIACIÓN

Además, el Consejo Andaluz de Colegios de Médicos ha presentado este jueves una iniciativa a través de una pulsera que refuerza el lema #STOPAGRESIONES A MÉDICOS para fortalecer la unión de todos los médicos andaluces en su lucha contra esta lacra. Además, ha recordado que está a disposición de todos los médicos andaluces en la lucha contra este "grave" problema y ponen a disposición de los mismos todos los medios de los que se disponen.

Así, ha recordado que recientemente el CACM solicitó el apoyo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) para la modificación del Código Penal, con el objetivo de que vuelvan a penalizarse (delito leve de atentado) las actitudes de insultos, vejaciones que tanto daño causan a la integridad psíquica del médico.

Asimismo, el CACM defendió ante el TSJA que sea el acto sanitario el bien jurídico protegido con independencia donde se realice ya sea en ámbito público o privado, agravándose las penas que atenten contra el mismo, debiéndose igualmente promulgar una ley que reconozca la autoridad pública de los médicos en ejercicio de sus funciones, como la que ya existe en otras comunidades autónomas.

Por su parte, ha añadido que la OMC ha puesto en marcha una seria de incitativas bajo el lema 'Contra las agresiones a sanitarios, tolerancia cero. Respetar a los médicos es cuidar de la salud de todos', con el objetivo de concienciar a los profesionales que trabajan en el entorno de los servicios de salud y sensibilizar a las administraciones públicas y a la sociedad en general ante este grave problema que requiere de la unidad de todos.

LAS SANITARIAS SUFREN MÁS AGRESIONES QUE LOS HOMBRES EN SEVILLA

Por su parte, el Real e Ilustre Colegio de Médicos de Sevilla ha señalado que, concretamente, en lo que respecta a la provincia, de las 13 agresiones producidas, hay un mayor número a mujeres (8), que a hombres (5), lo que supone un "significativo" aumento respecto a 2017.

Además, señala que la mayoría de los ataques se han producido en el ámbito de la atención primaria (8). En lo que respecta al tipo de agresiones registradas, son más numerosas las amenazas (9) que los insultos (7) y las lesiones físicas (3) o psíquicas (9), aunque se dan casos de que se produzcan simultáneamente.