Casado: Iglesias, Torra y Otegui se presentan con el PSOE en las elecciones andaluzas

Pablo Casado y Juanma Moreno clausuran el acto "En Andalucía empieza Europa"
ENRIQUE GÓMEZ/ EUROPA PRESS/Archivo
Actualizado 27/10/2018 13:57:54 CET

SEVILLA, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP, Pablo Casado, ha criticado este sábado la "foto fingida" entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la líder del Ejecutivo andaluz, Susana Díaz, tras la reunión este viernes del Consejo de Ministros celebrado en Sevilla, y ha avisado de que Sánchez; el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias; el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, y el exlíder de la izquierda aberzale Arnaldo Otegui se presentan con el PSOE-A en las elecciones del próximo 2 de diciembre.

Durante su intervención ante la 23 Unión Interparlamentaria Popular, que se celebra este fin de semana en Sevilla, Casado ha indicado que "Ferraz y sus socios" también se presentan en Andalucía, y ha acusado a los socialistas de haberse "servido" durante muchos años de Andalucía, mientras que los 'populares' quieren "servir a España, a los andaluces y a Andalucía".

El líder del PP, que ha advertido de que la presidenta de la Junta, "que perdió contra Sánchez" en las primarias del PSOE, "difícilmente puede proteger hoy a Andalucía" frente a Sánchez, ha vuelto a criticar la "instrumentalización" que el PSOE hace de las instituciones con la celebración del Consejo de Ministros en Sevilla, en plena precampaña de las elecciones.

No obstante, se ha preguntado "a qué ha venido" el Gobierno a Sevilla, dada la ausencia de compromisos con esta tierra que, a su juicio, demostró la reunión del Consejo de Ministros. "No han traído absolutamente nada a esta comunidad salvo la declaración de catástrofe por las lluvias", ha destacado el líder de los 'populares', quien cree que Sánchez y su Gobierno ha venido a Sevilla a "pasearse y a hacerse una foto en la Plaza de España".

LA CORRUPCIÓN ESTÁ "DESANGRANDO" ANDALUCÍA

Casado ha lamentado que el Gobierno andaluz haya puesto "en riesgo" 1.000 millones que el Gobierno de Rajoy destinó a esta comunidad para políticas activas de empleo y que "no se han llegado a ejecutar", y ha defendido que la agenda que su partido pretende llevar a cabo en Andalucía es una agenda de "transparencia y de acabar con la corrupción que está desangrando a esta tierra".

"Juanma Moreno quiere abrir puertas y ventanas, limitar los mandatos y hacer rendición de cuentas", ha señalado el presidente del PP, quien se ha mostrado convencido de que los 'populares' andaluces lograrán unos "excelentes" resultados el próximo 2 de diciembre. Para ello, según ha subrayado, cuenta con un partido "unido" y con unos "brillantes" números uno en todas y cada una de las provincias andaluzas.

Tras recordar que el PP andaluz ha ganado elecciones generales, europeas, municipales y unas autonómicas con Javier Arenas como presidente, Casado ha considerado "un lujo" contar con Juanma Moreno como candidato a la Presidencia de la Junta, "una persona de garra política, con experiencia en gestión, con principios muy claros y con una ambición de futuro que es ilusionar a su tierra para un cambio histórico".

Ha lamentado que Andalucía lleve "demasiado tiempo en malas manos", y ha explicado que su partido ha traído esta Interparlamentaria a Andalucía para arropar al PP-A y a Moreno de cara a las elecciones del próximo 2 de diciembre. "Aquí está todo el partido porque lo mejor que tiene el PP es que tenemos un balance de gestión impecable que mostramos a los españoles y a los andaluces cada vez que nos presentamos", ha aseverado.

El presidente del PP ha censurado que Andalucía lleve 40 años sin alternancia en el poder y que esta comunidad esté a la cola en cifras de paro, deuda o infraestructuras. "Cuando lo decimos no es porque nos metamos con Andalucía, sino con el Gobierno de la Junta", ha querido dejar claro Casado, quien ha destacado algunas propuestas de Moreno para esta comunidad como la eliminación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, la reducción del tramo autonómico del IRPF, acabar con las redes clientelares, una mejor financiación, o la libre elección de centros educativos.