Publicado 14/09/2022 14:17

Casi 2.800 bomberos han trabajado con más de 120 aeronaves desde el pasado jueves en Los Guájares (Granada)

Incendio de Los Guájares, en imagen de archivo
Incendio de Los Guájares, en imagen de archivo - INFOCA

GRANADA, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

Casi 2.800 efectivos terrestres han trabajado desde el pasado jueves por la tarde contra el fuego de Los Guájares, que, estabilizado desde este martes a última hora, afecta a un perímetro de 62 kilómetros de la sierra de dicha localidad y en los municipios de Albuñuelas, El Valle, El Pinar y Vélez de Benaudalla, en la provincia de Granada, junto con más de 120 aeronaves y casi 90 camiones autobombas, "día y noche" en distintos "turnos muy complicados por la orografía".

Así lo ha indicado este miércoles el director general de Política Forestal y Biodiversidad de la Junta y director operativo del Plan Infoca, Giuseppe Aloisio, en unas declaraciones a Europa Press en un audio en que ha señalado que, tras la estabilización del incendio, se abre una etapa de mayor "tranquilidad" y de cierta "calma" en los trabajos para que los retenes puedan "ir consolidando el perímetro" de manera mecanizada o manual antes de proceder a darlo por controlado.

El dispositivo ha trabajado merced a los "caprichos del viento que en ocasiones echaba por tierra" el trabajo avanzado durante el día, ha afirmado Aloisio, que ha señalado que, por las dimensiones y características del fuego, puede tomar aún días la finalización de las tareas en el entorno de Los Guájares, en la comarca de la costa granadina, y el Valle de Lecrín.

Una vez controlado, y que se considere que las zonas calientes quedan "totalmente refrescadas", será el momento de dar el incendio por extinguido. Posteriormente, hay que esperar, ha detallado el director general, en la "respuesta del monte" a corto, medio y largo para la restitución progresiva de la situación.

Cabe confiar también en "una respuesta de la naturaleza para que pueda devolver ese 'skyline' forestal que un incendio con esta virulencia ha dejado por perdido a todas las poblaciones afectadas", ha agregado Aloisio.

Desde la mañana de este miércoles trabajan un centenar de bomberos con dos helicópteros semipesados y diez camiones autobombas en el control del fuego, que afecta a unas 5.100 hectáreas de terrenos cultivables, de matorral mediterráneo y de pinar. Aunque el viento sigue suponiendo un riesgo, las expectativas han sido buenas en la zona durante la mañana.

En paralelo a la localización de puntos calientes y la liquidación de los brotes que se pudieran reproducir, el Infoca trabajará también en los próximos días en la ubicación de "islas verdes" en tanto el incendio ataca en distintos niveles según las zonas, siendo siempre el principal reto que el perímetro se mantenga contenido, una vez se dé por controlado.

Contador

Más información