La CEA advierte de que "se puede perder una oportunidad" al tramitar la reforma fiscal si "no se modifican criterios"

Javier González de Lara atiende a los medios con Luis Carreto
EUROPA PRESS
Actualizado 27/06/2014 14:06:55 CET

Ve "controvertido" que tengan que tributar las indemnizaciones por despido, algo que puede "agravar" coyunturas personales

CÓRDOBA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Javier González de Lara, ha advertido este viernes de que "se puede perder una oportunidad" en la tramitación parlamentaria de la reforma fiscal, presentada por el Gobierno, si no se modifican ciertos criterios", de manera que, a su juicio, "no se trata tanto de hacer cambios coyunturales o parciales de determinadas figuras tributarias, como de hacer una reforma en profundidad de todo el sistema fiscal español".

Así lo ha manifestado González de Lara, quien ha inaugurado la I Convención Empresarial de la provincia de Córdoba, con la presencia del presidente de la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO), Luis Carreto, y el alcalde de la capital cordobesa, José Antonio Nieto.

En este sentido, el representante de los empresarios ha explicado que "no tiene sentido que haya uno más 17 regímenes fiscales; ni que no se homologuen los impuestos de las comunidades autónomas; ni que el 50% del IRPF esté transferido a las comunidades y cada una regula y establece un tipo impositivo; ni que el impuesto de patrimonio tenga un tratamiento diferencial en cada comunidad".

Al respecto, defiende que "lo mejor es que exista coordinación", porque, en su opinión, "hay un sistema fiscal absolutamente asimétrico, injusto y muy descoordinado", y ante ello considera que es "una buena oportunidad" con la reforma fiscal, que "va en la buena dirección, tiene muy buena intención modificar y activar el desarrollo económico, pero hace falta dar un paso más valiente en el sentido de coordinar adecuadamente las estrategias fiscales con las comunidades".

Así, subraya que la reforma fiscal tiene que "entrar en cuestiones que homologuen la fiscalidad de todo el territorio nacional y también en el contexto europeo nos haga ser más competitivos", con el fin de "atraer la inversión", de modo que, a su juicio, "no se trata de pagar menos, sino de tener criterios más homogéneos y sensatos a la hora de tributar".

Asimismo, confía en que "sea una reforma verdadera y no una simple rebaja de impuestos parcial o coyuntural", sino que "asuma en profundidad la transformación que se necesita y requieren los empresarios, incluida la rebaja de las cotizaciones sociales, que en tantas ocasiones han anunciado que se iba a hacer y aún no se ha acometido".

"CUESTIONES QUE SE OLVIDAN"

Entretanto, el presidente de la CEA argumenta que la reforma "genera reflexiones enfrentadas o encontradas", y a tal efecto precisa que aunque "va en la dirección correcta, intenta de alguna forma cambiar algunos criterios fiscales de determinados tributos fomentando el consumo", según agrega, hay "otras cuestiones que se olvidan".

Al hilo de ello, detalla que "no se toca para nada la reducción de cotizaciones sociales, un impuesto sobre el empleo", de manera que sostiene que "si se redujeran, porque están sobre el 40% de la masa bruta salarial, se reduciría sustancialmente la carga fiscal de las empresas y se incentivaría mucho el empleo".

Igualmente, alude a "cuestiones controvertidas", como que "tengan que tributar las indemnizaciones por despido improcedente", algo que, a su juicio, "genera enormes dudas y puede ser un motivo de preocupación empresarial de cara al futuro al encarecimiento inducido del propio despido".

En este punto, defiende que las empresas "no quieren realizar más despidos", porque "a estas alturas de la crisis y el punto de inflexión en el que nos encontramos, prácticamente todas ya han hecho sus ajustes", y esto puede ser "una situación que agrave coyunturas personales" al tener que tributar por indemnizaciones "merecidas y pactadas con las empresas", ha subrayado.

EL PAPEL DE ANDALUCÍA

Respecto a Andalucía, González de Lara cree que la Junta está "a la expectativa de las líneas generales" que marque el Gobierno central y entiende que "en los tributos que estén transferidos haya unas líneas generales para todos, no solo para Andalucía". Pone el ejemplo del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, "que en Andalucía es del 100% y en otras comunidades, como Madrid o Navarra, tienen bonificaciones del 99%".

Al hilo de ello, declara que "las empresas van donde hay menos penalización fiscal", al tiempo que mantiene que "Andalucía tiene una estructura empresarial importante, con medio millón de pymes, pero se necesitan crear más empresas y atraer no solo la inversión, sino compañías que quieran instalarse y no penalizar a través de mecanismos fiscales la implantación".

Igualmente, alude a "la dificultad que existe en el litoral andaluza con la pésima regulación que hay para los inversores de turismo residencial", con "extranjeros que tienen que declarar todos su bienes, cuando por ejemplo en Portugal o Malta no tienen por qué hacerlo". Un motivo que considera que "resta competitividad" a la región con otros territorios.

OTRAS "PREOCUPACIONES"

Además, el presidente de la CEA ha defendido ante el plenario mensajes "sobre el dinamismo y la fuerza que necesita la economía andaluza y cordobesa de cara a avanzar", aunque indica que "hay muchos problemas, dudas e incertidumbres aún que preocupan a los empresarios sobre el futuro".

Así, comenta que "es cierto que se han producido ya algunos elementos macroeconómicos que conducen a pensar que empezamos a salir de la situación de crisis muy larga, tremendamente dolorosa para miles de pymes, trabajadores y familias", si bien entre "las preocupaciones" está "la apertura cierta y verdadera de las restricciones crediticias que las empresas andaluzas han sufrido estos años".

También, cita "la necesaria reforma del sector público" o "la reducción obligada de la tremenda burocracia y enorme regulación que el sector público tiene respecto a la actividad empresarial", así como "asumir retos importantes de futuro por los empresarios, haciendo autocrítica".

No en vano, asevera que los empresarios tienen que "mejorar en criterios de responsabilidad social, asumir procesos de internacionalización y apertura al comercio exterior", algo que se desarrolla en una de las mesas de este encuentro para motivar desde CECO a las empresas.

II ENCUENTRO ECONÓMICO-ASEGURADOR 'FUTURO ECONÓMICO Y TENDENCIAS DEL SECTOR ASEGURADOR' EL VIERNES 26 DE OCTUBRE A LAS 9:00H. EN EL AUDITORIO RAFAEL DEL PINO.