Condenados a cárcel dos acusados de robar animales y objetos en una finca de Palma del Río

Publicado 20/06/2015 11:14:11CET

La juez señala que no les impone la pena mínima "a la vista del alcance de la acción depredatoria" de ambos

CÓRDOBA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal número 4 de Córdoba ha dictado una sentencia por la que condena a sendas penas de cuatro años de prisión y el pago de una indemnización de unos 804 euros a dos hombres, acusados de un delito de robo con fuerza en casa habitada, tras supuestamente robar varios animales y objetos en una finca de la localidad cordobesa de Palma del Río.

Según recoge la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, ambos procesados actuaron "de mutuo acuerdo en la ejecución de un plan preconcebido y guiados por el ánimo de obtener un beneficio económico ilícito".

A juicio de la magistrada, "no se impone pena mínima en este proceso a la vista del alcance de la acción depredatoria que realizan ambos", puesto que "no solo acceden al interior con intención de llevarse animales de los corrales, sino que no tienen inconveniente en acceder también al interior de la vivienda para hacerse con lo que de valor hallaran".

En concreto, sobre las 6,30 horas del día 30 de abril de 2011 fueron en un coche a una explotación agrícola de Palma del Río, donde "tras quitar los candados del cable de seguridad que cruza el camino de acceso a la finca, accedieron a su interior y se dirigieron a los corrales que dentro de la finca había".

Una vez allí, según relata la juez, "forzaron los candados y cortaron las mallas metálicas de los corrales y se apoderaron de ocho gallinas, 17 conejos, dos cochinos raza vietnamita y cuatro lechones de raza común", que han sido tasados en unos 660 euros.

A continuación, se dirigieron al interior de la vivienda de la finca, y tras forzar la ventana y romper el barrote y el cristal de ésta, entraron y se apoderaron de un TDT, varios cuchillos de cocina, un paquete de cuchillas de afeitar, un mando a distancia, unas tenazas, dos cintas métricas y dos garrafas de aceite de oliva de cinco litros.

Cuando los acusados se marchaban de la finca a bordo del vehículo, éste se atascó en el camino de entrada, de manera que uno de los acusados salió corriendo del lugar, si bien el otro fue sorprendido por el propietario de la explotación.

En este sentido, los efectos sustraídos fueron entregados a su legítimo propietario, que denunció los hechos y reclamó la indemnización que por los mismos le pudiera corresponder. Al respecto, la explotación sufrió unos daños tasados en 144 euros.

Cabe destacar que el Ministerio Público había solicitado sendas penas de cuatro años de prisión, mientras que la defensa pidió la absolución.

Para leer más