La búsqueda de la mujer desaparecida en la pedanía de El Cortijuelo, en Quesada (Jaén), cumple una semana

Actualizado 10/09/2019 10:59:32 CET
Agentes en el dispositivo de búsqueda de la mujer desaparecida en la pedanía de El Cortijuelo.
Agentes en el dispositivo de búsqueda de la mujer desaparecida en la pedanía de El Cortijuelo. - GUARDIA CIVIL

JAÉN, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

Este martes se cumple una semana de búsqueda de María Josefa Padilla, la mujer de 76 años desaparecida en la pedanía de El Cortijuelo, en el municipio jiennense de Quesada.

Desde entonces, un importante operativo coordinado por la Guardia Civil ha tratado sin éxito de dar con la mujer, que sufre alzhéimer avanzado. Su familia la echó en falta alrededor de las seis y media de la mañana del 3 de septiembre. Salió de su domicilio vestida únicamente con un camisón y con zapatillas de andar por casa.

La vivienda se encuentra muy cerca del Guadiana Menor, donde se ha centrado los trabajos, con especiales complicaciones por la orografía del terreno, que está repleto de ramblas y pequeños barrancos, así como una vegetación de ribera muy frondosa.

Además, el caudal estaba especialmente crecido, lo que hace que se hayan revuelto los sedimentos del cauce y que el agua esté turbia. Por ello, también se pidió a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) el cierre de las compuertas del pantano del Negratín para facilitar la búsqueda, que ha contado con el apoyo de un helicóptero, el Grupo de Actividades Subacuáticas y el servicio cinológico de la Benemérita especializado en búsqueda de personas.

En este sentido, fuentes de la Subdelegación del Gobierno consultadas este martes por Europa Press han explicado que ha concluido el rastreo por el Guadiana Menor desde El Cortijuelo hasta la presa aguas abajo, en un recorrido de unos 30 kilómetros.

Además, en esta misma jornada está prevista la incorporación de dos perros especializados en la búsqueda de cadáveres en aguas sumergidas al dispositivo, que también ha ampliado la zona de batidas en tierra alrededor del domicilio de tres a diez kilómetros.

Pese a todo, hasta el momento no se ha podido dar con María Josefa. Junto a la Guardia Civil, que también ha desplegado agentes de otras unidades como Seguridad Ciudadana (Usecic), Seprona y patrullas territoriales, participan de forma voluntaria en estas labores familiares y vecinos de la desaparecida y miembros de varios grupos de Protección Civil.

"Se está haciendo un trabajo metódico y muy profesional", destacó el pasado jueves la subdelegada del Gobierno, Catalina Madueño, durante su visita al puesto de mando avanzado en la pedanía de El Cortijuelo, donde también pudo acompañar a los allegados de la mujer en unos momentos que calificó como "durísimos".

Contador

Para leer más