Los dos alcaldes nombrados cargos en la Junta elevan a 79 los casos de cambios a tres meses de acabar el mandato

Actualizado 17/02/2019 10:57:49 CET
Alcalde de Coín
AYTO COÍN

SEVILLA, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los hasta ahora alcaldes de Mairena del Alcor (Sevilla) y Coín (Málaga) que han sido nombrados para ocupar cargos dentro de la estructura de la nueva Junta de Andalucía, presidida por Juanma Moreno, ha elevado a 79 los cambios de regidores que se han producido desde que arrancó el mandato.

Así, teniendo en cuenta el periodo que abarca desde que comenzó el mandato, los 79 cambios se han dado en 75 pueblos hasta el día de hoy, cuando quedan unos tres meses para que se vuelvan a celebrar los próximos comicios municipales.

Los primeros consejos de gobierno del nuevo Ejecutivo andaluz han ido dando luz verde a diferentes nombramientos, como ha sido el caso del alcalde de Mairena del Alcor, Ricardo Sánchez, quien renunció a su cargo para pasar a ocupar el de delegado de la Junta en la provincia de Sevilla. El mismo caso se dio en el municipio malagueño de Coín donde el hasta ahora alcalde, Fernando Fernández, dejó de ser alcalde para asumir delegación territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible.

Igualmente, aunque no haya sido por un nombramiento en algún cargo de la Junta, hace pocos días el hasta ahora concejal de Agricultura del Ayuntamiento de Los Villares (Jaén), Juan José Cabrera Higueras, fue nombrado nuevo alcalde del municipio tras haber quedado el puesto vacante por la renuncia del anterior regidor, Francisco Palacios, que tomó posesión como parlamentario andaluz electo tras los comicios del 2 de diciembre.

DOS CAMBIOS RECIENTES EN DIPUTACIONES

En las diputaciones andaluzas también se han producido movimientos similares. Es el caso de la Diputación de Málaga, donde el 'popular' Francisco Salado fue investido presidente después de la renuncia de Elías Bendodo tras ser nombrado consejero de Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía.

De otro lado, la Diputación de Almería también ha cambiado su presidente. Gabriel Amat presentó su dimisión oficial como presidente de la institución y diputado provincial por "motivos personales". Tras esto, el hasta entonces vicepresidente, Javier Aureliano García, fue investido como nuevo presidente.

Los cambios en las Alcaldías que se han producido en 2019 solamente han sido los producidos por nombramientos y la marcha al Parlamento andaluz, sin embargo, en el 2018 y en años anteriores las causas fueron más variadas. En concreto, en 2018 un total de diez municipios andaluces acabaron el año con un alcalde diferente al que tenían cuando arrancó el año.

Los cambios en todo el mandato han venido propiciados por diversos motivos, mociones de censura que prosperan, renuncias al cargo de regidor para ejercer otro en la administración pública o cumplimiento de pactos que implicaban alternancia en el poder.

Cabe recordar que el 24 de mayo de 2015 tuvo lugar la jornada electoral, aunque no fue hasta el 13 de junio cuando se compusieron las corporaciones locales. Contando desde este momento, es Sevilla la provincia andaluza donde se han producido más cambios con 15; le siguen Jaén con 14 y Granada con 13 y Málaga con 12. El Huelva se cambió el bastón de mando once veces, ocho en Almería y tres veces en cada una en Córdoba y Cádiz.

Las mociones de censura son, además de las renuncias por ocupar otros puestos de responsabilidad, la causa más repetida por los que los municipios andaluces han cambiado de alcalde desde que arrancó el mandato en 2015. Así, desde entonces hasta ahora han prosperado un total de 22 mociones de censura, destacando especialmente los años 2016 y 2017 donde se aprobaron nueve y diez mociones respectivamente.

Desde que arrancó el mandato el PSOE ha perdido el bastón de mando en seis municipios por mociones de censura: Cuevas del Becerro (Málaga); Pizarra (Málaga); Manilva (Málaga); Jimena de la Frontera (Cádiz); Obejo (Córdoba); Los Guájares (Granada); Rincón de la Victoria (Málaga); Bollullos par Condado (Huelva); Begíjar (Jaén) y Marbella (Málaga).

El PP, por su parte, ha salido de la alcaldía en Tarifa (Cádiz), Ronda (Málaga), Arenas (Málaga), Quéntar (Granada), Frigiliana (Málaga), Priego de Córdoba, Palomares (Sevilla) y Huércal de Almería. Ciudadanos perdió la alcaldía de Constantina (Sevilla) e Izquierda Unida la de Santiponce (Sevilla). Por último, las formaciones de IxE y PIF dejaron de gobernar los consistorios de Estepa (Sevilla) e Isla Cristina (Huelva), respectivamente.

CASOS SEÑALADOS

Entre los casos más señalados de cambios de alcaldes vividos desde que arrancó el mandato se encuentran tres capitales de provincia: Granada, Jaén y Almería. En Granada el movimiento no vino propiciado por una moción de censura pero se llegaron a iniciar negociaciones para ello entre Ciudadanos y PSOE. El alcalde que en un primer momento fue investido, José Torres Hurtado (PP), resultó ser investigado dentro de una supuesta trama de corrupción urbanística.

De hecho, Torres Hurtado fue detenido en abril en una redada contra la corrupción municipal en el conocido como caso 'Nazarí', que aún está en fase de instrucción. La situación provocó de facto la ruptura del pacto de Gobierno entre los populares y Ciudadanos. El partido naranja llegó a hablar con el PSOE de una moción de censura, pero Torres Hurtado abandonó el cargo y Francisco Cuenca recuperó para el PSOE la Alcaldía de la ciudad nazarí.

Los otros dos casos que se dieron en capitales de provincias fueron en Almería y en Jaén y se dieron por la misma causa, la renuncia de sus alcaldes para ostentar otros puestos. En la capital almeriense fue investido nuevo alcalde de la ciudad Ramón Fernández-Pacheco (PP), para suceder al anterior primer edil Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, que renunció a la alcaldía para concurrir como candidato en las elecciones generales del 20D.

En Jaén, Javier Márquez (PP) tomó posesión como nuevo alcalde después de que el anterior, José Enrique Fernández de Moya, fuera nombrado candidato del PP por la provincia de Jaén al Congreso.

Otros casos destacados por dramáticos fueron los Purullena (Granada), donde José Luis García Rufino (PA) falleció a los 67 años a causa de una enfermedad crónica que padecía, y el del municipio jiennense de Rus, donde falleció su alcalde, José Manuel Campos, de 31 años, al frente de la Alcaldía desde julio del 2015 por parte del PSOE, cuando sustituyó, su vez, a Manuel Hueso al ser elegido éste diputado provincial de Empleo.