Publicado 19/05/2022 18:57

Ecologistas en Acción critican la extracción de áridos del Guadalfeo con maquinaria pesada para las playas de Granada

Trabajos de extracción de áridos en la costa de Granada
Trabajos de extracción de áridos en la costa de Granada - ECOLOGISTAS EN ACCIÓN

GRANADA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

Ecologistas en Acción Granada-Costa ha criticado este jueves la actuación de extracción de áridos con maquinaria pesada de los cauces del río Guadalfeo, junto a Salobreña, y la rambla de Molvízar para la recuperación de las playas de las localidades del litoral de Granada próximas, afectadas por los últimos temporales.

Según ha informado la organización ecologista, son extracciones que comenzaron el 24 de abril y que continúan en la actualidad, en una actuación que ha considerado "improcedente e innecesaria" y ha precisado "se está llevando a cabo por autorización tanto de Costas como del organismo responsable de la Cuenca Mediterránea, por procedimiento de urgencia, con la inhibición de Medio Ambiente y la connivencia de las corporaciones municipales".

Desde Ecologistas en Acción Granada-Costa han denunciado la importante afección a la flora y fauna del lugar, "justo en la época de reproducción de las diferentes especies, bastantes de ellas protegidas, en una zona en la que se están llevando a cabo actuaciones de recuperación de la vegetación propia de cauces fluviales mediterráneos por equipos de voluntarios bajo el auspicio de la propia Administración".

"Parece ser que existe poca coordinación entre las diferentes administraciones", han indicado desde Ecologistas en Acción Granada-Costa, que ha detallado que, entre las aves, sobrevuelan frecuentemente rapaces como los aguiluchos laguneros y las águilas calzadas, que anidan a escasos kilómetros.

Se observan andarríos reproductores como el chico y rascones comunes o europeos. Es hábitat también de martín pescador y de todo tipo de aves insectívoras, protegidas por ley de forma genérica como golondrinas común y dáurica, vencejos, o lavanderas, y la tórtola europea, y, "si existiese vegetación de ribera, que están esquilmando, calamones y otros rállidos que ya existen en zonas próximas". Han sumado los "numerosos anfibios y reptiles existentes".

Han explicado también que, en las playas de la costa entre Motril y Salobreña, la situación causada por los temporales se acentúa por el problema añadido que supone que, "tras la construcción de la presa de Rules, los aportes de sedimentos del propio cauce fluvial se hayan visto interrumpidos".

No hace muchos años, la desembocadura del Guadalfeo "formaba un delta protegido por barras arenosas y el actual problema, la remoción de los sedimentos de las playas, era un problema insignificante", han agregado desde Ecologistas en Acción.

Se están vertiendo sedimentos "sin lavar --sucios-- en las playas que enturbian el medio marino, un factor de perturbación muy significativo en la fauna de invertebrados costeros existentes en este litoral, una parte de los cuales están protegidos por ser especies catalogadas como en peligro" o "vulnerables", han abundado.

Por todo ello, han calificado la actuación como una "pérdida de tiempo y dinero", pues, a juicio de Ecologistas en Acción, "ni siquiera las actuaciones de construcción de espigones solucionarán el problema de manera definitiva" y "la costa, sin aportes y bajo la acción catastrófica de los temporales cada vez más frecuentes y violentos no dará tregua", suponiendo "cada centímetro de subida del nivel del mar" una "pérdida lineal de un metro de playa".

Más información