Publicado 11/11/2020 13:57CET

Endesa y la Junta de Andalucía colaboran contra la brecha digital con el Plan de Responsabilidad Pública frente al Covid

El consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda; el director general de Endesa en Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla, Rafael Sánchez Durán
El consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda; el director general de Endesa en Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla, Rafael Sánchez Durán - Endesa

SEVILLA, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda; el director general de Endesa en Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla, Rafael Sánchez Durán; y el presidente de Endesa Generación y patrono de la Fundación Endesa, Antonio Pascual, han mantenido este miércoles un encuentro para coordinar la activación de esta nueva actuación correspondiente a la segunda fase del Plan de Responsabilidad Pública frente al Covid que la compañía energética acaba de poner en marcha a nivel nacional, en esta ocasión, con el objetivo de hacer frente a la brecha digital que la pandemia mundial ha puesto de manifiesto.

Según concreta Endesa en una nota de prensa, mediante esta donación a la Junta, un total de 1.845 alumnos de 161 centros educativos podrán beneficiarse de las ayudas prestadas, que se materializarán en la entrega de ordenadores portátiles y tarjetas de conexión a estudiantes con recursos económicos limitados.

La empresa señala que esta medida tiene como objetivo facilitar el acceso a la educación digital a alumnos en situación de vulnerabilidad de los 161 centros educativos andaluces de municipios ubicados en el entorno de instalaciones de generación de Endesa, permitiendo al mismo tiempo reducir los riesgos sociosanitarios al compaginar la formación presencial con la telemática.

Asimismo, este proyecto que Endesa ha puesto en marcha dentro de la segunda fase de su Plan de Responsabilidad Pública frente al Covid contempla también la formación en competencias digitales a profesores y alumnos, una medida anunciada este mismo miércoles y que tiene como objetivo minimizar las carencias formativas respecto a contenidos digitales y preparar a los educadores y nuevas generaciones en este ámbito.

El consejero de Educación ha destacado la importancia de la colaboración público-privada para mejorar la atención y los servicios a los ciudadanos. En este caso, "nos va a permitir reforzar más si cabe las medidas que estamos impulsando con recursos públicos para paliar la brecha digital de nuestro alumnado, que parte, sobre todo, de una brecha socioeconómica", ha dicho.

Además, ha valorado que estos dispositivos digitales vayan destinados a los alumnos más vulnerables y de zonas desfavorecidas, que son "una prioridad" para el consejero, así como el programa que permitirá que el profesorado se forme en competencias digitales: "Si algo nos ha demostrado esta pandemia es que tenemos que cambiar el paradigma educativo y construir la educación del siglo XXI, que requiere de una formación permanente y especialmente en las habilidades que abren horizontes de oportunidades en una sociedad tecnológica global".

"Endesa está totalmente comprometida con la sociedad andaluza, más allá de la mera actividad energética que llevamos desarrollando 127 años, de ahí que para nosotros sea un placer poder contribuir con nuestro granito de arena para ayudar a las familias que lo necesitan a afrontar la nueva realidad que nos ha dejado la pandemia mundial del Covid", ha señalado Rafael Sánchez, quien ha insistido también en "la necesidad de la colaboración público-privada como herramienta de desarrollo social y económico en nuestra comunidad".

La segunda fase del Plan de Responsabilidad Pública de Endesa está dotada de 12,7 millones de euros, que se unen a los 12,3 millones de euros de inversión que la compañía realizó en el mes de marzo en la primera fase de su plan. Aquella primera inversión se destinó en su mayor parte a la compra de material sanitario para apoyar a las entidades que estaban luchando en ese momento de forma directa contra el Covid, así como a bienes de primera necesidad.

En concreto en Andalucía, Endesa donó al Servicio Andaluz de Salud (SAS) 120.000 mascarillas, 25 respiradores UCI de alta gama, ocho equipos portátiles de radiología y dos robots de pruebas PCR. Asimismo, colaboró con diferentes entidades y proyectos sociales como Respira, Banco de Alimentos, SAFA, Fundación Integra o Save The Children para cubrir bienes de primera necesidad por valor de más de 700.000 euros.

La segunda fase del Plan de Responsabilidad Pública de Endesa tiene como objetivo fundamental la reactivación económica y se estructura en cuatro ejes: cobertura de necesidades básicas a familias con especial necesidad, brecha digital a estudiantes en edad escolar, formación para el empleo y la empleabilidad de personas vulnerables y ayudas a pymes especialmente afectadas por la nueva situación del Covid, este último a través de diferentes proyectos dirigidos al 'mentoring', formación para la digitalización y créditos para apoyar planes de acción que permitan superar los nuevos retos que se les plantean.

Para leer más