Exhuman 47 cuerpos de 55 localizados en un cementerio de Córdoba en los trabajos por la Memoria

Publicado 25/02/2019 12:24:38CET
Trabajos en el cuadro de San Ramón en el Cementerio de la Salud
EUROPA PRESS - Archivo

CÓRDOBA, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

El equipo técnico que interviene en las fosas del Cementerio de Nuestra Señora de la Salud de Córdoba en los trabajos en base al cumplimiento de la Ley de Memoria Democrática ha informado este lunes de que han localizado ya 55 cuerpos, de los que 47 han sido exhumados y de ellos, unos 19 (un 34,54%) corresponden a personas represaliadas en base a documentación, episodios violentos y contexto.

En una nota sobre la labor de los últimos 26 días hábiles, actualizada a fecha del día 23 de febrero, el equipo ha detallado que del total de evidencias de personas represaliadas "se han recuperado los restos de tres mujeres, 15 sujetos masculinos y uno de sexo indeterminado".

Al respecto, han destacado que "los trabajos documentales previos y los efectuados con anterioridad por Rafael Espino Navarro han sido esenciales para identificar nombres y ubicaciones de víctimas en el cuadro de San Ramón, al igual que en otros no intervenidos".

Los trabajos parten del conocimiento previo de zonas prescritas, no atadas por derechos legales de los descendientes y sometidas por tanto al Reglamento estatal de Policía Sanitaria Mortuoria (decreto 2263/1974), al Reglamento de Policía Sanitaria Mortuoria de Andalucía (decreto 95/2001 de 3 de abril) y a las disposiciones de la administración local en esta materia, como suele ocurrir en tantos cementerios.

La comunicación de la prescripción se hace llegar al equipo técnico y sólo desde este momento se inician los trabajos de campo. Todos los restos que pertenecen con claridad a personas no asesinadas se gestionan bajo las disposiciones legales de policía mortuoria, según han aclarado.

MUESTRAS PARA EL DÍA 7

Cabe recordar que la recogida de muestras de ADN de familiares de víctimas del franquismo, cuyos restos se exhuman en los cementerios de la capital cordobesa, conforme al cumplimiento de la Ley de Memoria Democrática, se realizará durante la jornada del día 7 de marzo en el Centro Cívico de Poniente, según han confirmado a Europa Press fuentes municipales.

Al respecto, la alcaldesa, Isabel Ambrosio (PSOE), informó hace unos días de que el Ayuntamiento habilitará dicho centro cívico, junto a la Plaza de Toros, conforme al convenio de colaboración que en su día se suscribió entre el Consistorio, el Gobierno y la Junta de Andalucía, que está "poner a disposición algunos de los recursos con los que facilitar la tarea".

Así, detalló que "se hizo una petición al Consistorio hace algunos días para localizar un emplazamiento que permitiera convocar a los familiares y por parte del laboratorio que tiene adjudicada las tareas para hacer los análisis de ADN para identificar a familiares de restos que se encuentran en las excavaciones se pudieran concentrar en torno a un lugar para facilitar la labor".

De este modo, se ha habilitado dicho centro cívico para "hacer las muestras para la identificación y la extracción de ADN", dado que es "un espacio cómodo y con capacidad suficiente para que se haga la tarea previa a la identificación de quienes buscan los restos de sus familiares que fueron asesinados en esos desgraciados años", según indicó la regidora.

En concreto, la asociación Dejadnos Llorar, que dirige Antonio Deza, ha pedido ayuda al Consistorio para que organice en un día esa recogida de datos y que preste algún espacio municipal para ese fin.

UNAS 140 SOLICITUDES

La Oficina de la Memoria Democrática de la Junta de Andalucía en Córdoba ha recibido unas 140 solicitudes de familiares para que la Administración andaluza iniciara la búsqueda de esos restos. La recogida que se organiza estará supervisada por el catedrático de Medicina Legal y Forense en la Universidad de Granada José Antonio Lorente, el director del banco de ADN de Andalucía, ubicado en Granada y uno de los cuatro que existen en el país y con el que la Junta suscribió un convenio por cuatro años para concentrar toda la información disponible sobre víctimas de la represión franquista.

Se trata de una exigencia recogida en la ley andaluza de Memoria Democrática, que en uno de sus artículos dice que será "la Junta la que realizará pruebas genéticas que permitan la identificación de los restos óseos exhumados. A tal fin, establecerá y gestionará un sistema de banco de datos de ADN en colaboración con las universidades públicas de Andalucía, en el que se registrarán tanto los datos de los restos óseos exhumados como el ADN de personas voluntarias que, tras su acreditación, deseen formar parte de este banco de datos por su condición de familiares víctimas".

En este caso, los trabajos iniciados hace unas semanas en el Cementerio de Nuestra Señora de la Salud ya han dado sus primeros frutos, al encontrar las primeras evidencias criminales. Se calcula que en Córdoba hubo más de 4.000 víctimas.