Funcionarios de prisión de Albolote anuncian movilizaciones si en un mes no arreglan deficiencias de la cárcel

Publicado 13/06/2015 12:28:33CET

GRANADA, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

Funcionarios de la prisión de Albolote (Granada) han anunciado movilizaciones si no se arreglan las deficiencias en el funcionamiento de este centro penitenciario así como las condiciones laborales de los trabajadores en un plazo de un mes, tal y como se ha comprometido a gestionar el subdelegado del Gobierno en Granada, Santiago Pérez, en una visita a la cárcel granadina.

Así lo han asegurado a Europa Press fuentes sindicales de esta prisión que se han unido en una plataforma para luchar de manera conjunta por las mejoras que desde hace meses llevan pidiendo a la subdelegación del Gobierno y que este viernes ha mantenido una reunión con Pérez en la que le han expresado todos sus requerimientos, un encuentro que solicitaron el pasado 1 de junio.

Según han contado el delegado del sindicato Apfp, Rafael Molina en nombre de todos los miembros de la plataforma, Santiago Pérez ha girado una visita a la prisión de Albolote donde, además de mantener un encuentro con la dirección del centro, se ha interesado por la problemática que los funcionarios han denunciado en varias ocasiones y se ha comprometido, ha contado Molina, a llevar a cabo las gestiones necesarias para dar respuesta a estas peticiones en un plazo de 30 días.

En el caso de que el subdelegado del Gobierno "no cumpla su palabra" la plantilla comenzará con una serie de movilizaciones en las que se encerrarán en el centro penitenciario, organizarán concentraciones y manifestaciones en la puerta de la Subdelegación en Granada y, en un caso más extremo, se "relajarán" en el cumplimiento de sus funciones aunque "esta decisión será más meditada puesto que podría tener consecuencias dramáticas en la vida diaria de los internos que podrían llegar a rebelarse", ha manifestado Molina.

La plataforma sindical de Albolote está conformada por los CCOO, UGT, CSIF y APFP representando al 80 por ciento del total de la plantilla que, entre otros requerimientos, pide el cierre de uno de los módulos residenciales para disminuir el número de presos así como la incorporación de nuevos funcionarios "puesto que la plantilla está envejeciendo con una media de edad de 51 años".