La Guardia Civil sospecha que la Faffe tenía una "doble contabilidad" para justificar los gastos en prostíbulos

Fernando Villén, exdirector de la Faffe, tras declarar en los juzgados
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 26/04/2019 16:29:44 CET

SEVILLA, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil apunta, en una investigación remitida al Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, que la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe) tenía una "doble contabilidad o contabilidad paralela" para poder justificar mediante supuestos gastos de representación en comidas de negocios y un viaje a Cuba los gastos del ex director de esta extinta fundación, Fernando Villén, en distintos prostíbulos.

En el atestado del Instituto Armado, al que ha tenido acceso Europa Press, se pone de manifiesto la existencia de ocho tarjetas de crédito --tarjetas 'black'-- con cargo a las cuentas de la Faffe que se habría utilizado en diferentes locales de alterne donde se ejercía la prostitución. Así, el atestado apunta que dos de las mencionadas tarjetas tenía como usuario el propio Fernando Villén.

La Guardia Civil señala que el análisis de la contabilidad de la Faffe "permitió comprobar la existencia de asientos contables que parecían reflejar una supuesta devolución" de los gastos en los prostíbulos "a través de su ingreso en efectivo" en la 'caja central' de la fundación, si bien a la hora de confeccionar el atestado, el Instituto Armado señala que "no se habría recibido la información solicitada sobre los movimientos de las diferentes cajas que se había operado en el seno de la Faffee".

Así, tras recibir un disco duro que contenía la información contable relacionada con los gastos e ingresos de la Dirección General Técnica de la Faffe, la Guardia Civil ha podido analizar el funcionamiento de las distintas cajas de la fundación con el fin de "intentar determinar si se efectuaron realmente las devoluciones contables citadas" y que estarían vinculadas a los pagos con las tarjetas 'black' en locales donde se ejercía la prostitución.

En este análisis, la Guardia Civil recoge el testimonio de la encarga de la caja central hasta el año 2007 en el que se pone de manifiesto "la potestad de Fernando Villén para determinar los gastos que se incluían en las distintas cajas de la Faffe".

Con respecto a estas distintas cajas, la UCO señala que ha quedado evidenciado la existencia en la Faffe "de al menos de doce cajas de efectivo, una por cada gerencia provincial, a excepción de la provincia de Cádiz, que contaría con otra caja establecida en la sede del Campo de Gibraltar, así como en la provincia de Sevilla, donde se habría establecidos otras cajas en la Dirección General Técnica, la Dirección de Organización y la Dirección de Estructuras Permanentes y Servicios".

Para los investigadores, este sistema de cajas radica en la necesidad de "establecer un procedimiento de pago ágil con la finalidad de sufragar gastos corrientes de carácter periódico o repetitivo de pequeño importe relativos al normal funcionamiento de la Fundación". Así, este procedimiento permite sufragar gastos de pequeño importe --taxi, bonobus, comidas del personal, material-- "que previamente habían sido abonados directamente por los empleados en el marco de su actividad y responsabilidad dentro de la Fundación".

Profundizando el análisis de las distintas cajas, la Guardia Civil destaca que, entre la documentación de la que se dispone, "no se ha hallado hasta el momento documento alguno que especifique el saldo que fue asignado a cada caja al ser instaurada", así como que no existe algún indicio que demuestre "la existencia de un procedimiento o protocolo establecido para las posibles devoluciones que se podrían haber realizado a través de las diferentes cajas".

Además, en relación a la caja central, la UCO señala que las devoluciones realizadas por Fernando Villén "no constaría un recibo o escrito donde se especifique la identidad de quien realiza la devolución". Asimismo, a los investigadores les llama "especialmente" la atención que la persona encargada de la caja de la Dirección Económico Financiera "no tuviera conocimiento sobre a qué programa pertenecían los gastos referentes a los tickets que le eran presentados".

De otra parte, con respecto a las irregularidades detectadas en la liquidación de las cajas "que podrían encontrarse relacionadas con las devoluciones realizadas", el Instituto Armado indica que "no se halla documentación que justifiquen determinados gastos" --se señalan gastos en comidas de Fernando Villen "sin la existencia de tickets que justifiquen su gasto real--.

"VIAJE A CUBA"

Ante tales irregularidades, la Guardia Civil señala indicios que "coadyuvan" la posible existencia de "una doble contabilidad o contabilidad paralela" en la Faffe toda vez que el estudio de los libros-diarios de la Fundación y su comparativa con las liquidaciones relativas a la caja central "habrían puesto de manifiesto" la existencia de determinados gastos de caja, que pese a encontrarse reflejados en la contabilidad como asignados a una determinada caja, "no figurarían reseñados en las liquidaciones de las cajas correspondientes". Una condición a la que habría que unir "la inexistencia de documentos que justificaran las liquidaciones".

En esta línea, la UCO señala que, a tenor de estas irregularidades, los apuntes contables de la Faffe "harían referencia a la entrega de un anticipo a Fernando Villén por la cantidad de 1.000 euros en concepto 'Fernando Villén Viaje a Cuba'" en el que se establece que dicho importe habría sido abonado a favor del propio ex directivo "a través de los fondos de la caja central de la Fundación" y como este gasto habría pasado "de una cuenta contable a otra" hasta ser "justificado" con la referencia de 'Reuniones de empresa'.

Al respecto, la Guardia Civil indica que en sus pesquisas "no se halla referencia alguna al citado gasto" y que de haberse producido "debería no sólo de haber sido referenciado en los documentos de liquidación como gasto de caja, sino que tendría que haber tenido repercusión en la disminución del saldo y lógicamente debería de haberse tenido en cuenta a la hora de realizar los correspondientes arqueos".

En este sentido, a juicio policial, los gastos en prostíbulos "podría corresponderse con la entrega de 1.000 euros de los fondos de la caja central de la Faffe bajo la 'apariencia' de un anticipo para la realización de un viaje a Cuba, que aún habiéndose realizado debía haber sido objeto de justificación" y "debían constar documentos que acrediten tanto su entrega como su efectivo gasto o devolución".

32.566 EUROS EN PROSTITUCIÓN

Con respecto a los gastos en locales de alterne a través de tarjetas 'black', los investigadores señalan que en su análisis han detectado asientos contables que "podrían estar relacionados directamente" con supuestas devoluciones de los gastos realizados previamente a través de esas tarjetas asociadas a las cuentas de la Faffe "en distintos locales donde se habría ejercido la prostitución".

Así, la UCO ha detectado un total de diez operativas de gastos, que ascienden 32.566 euros, en diferentes locales donde se ejercía la prostitución mediante el uso de dos tarjetas 'black' "siendo el presunto responsable del uso de las mismas, Fernando Villén.

En ese sentido, la Guardia Civil indica que ocho de estas diez operativas de gasto --en locales de alterne como Don Angelo o Top Show Girls--, "se habrían hallado asientos contables en los libros-diarios de la Faffe que harían referencia a su presunta devolución a través de su ingreso en efectivo en la jaca central" si bien, una vez analizados los documentos, "se obtiene que sólo figurarían seis devoluciones registradas".

Con respecto a esas operativas de "un supuesto retorno" del importe de las devoluciones de esos gastos, la UCO apunta que encuentra irregularidades como anticipos "carentes de justificación", devoluciones de cajas "no contabilizadas" y facturas que se presentan "incompletas, al carecer de firma, sello, persona que realiza el gasto y firma de quien lo autoriza".

Para leer más