Publicado 20/08/2015 18:45CET

El Hospital Reina Sofía asegura que son "inciertas" las acusaciones de CCOO sobre el Hospital Provincial

CÓRDOBA, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

La dirección del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba asegura que son "inciertas" todas las acusaciones del sindicato provincial de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO relacionadas con los cambios introducidos recientemente en la Unidad de Hospitalización de Agudos de Salud Mental, que se ubica en el Hospital Provincial y dispone de dos alas de ingreso para pacientes.

En una nota, la dirección detalla que los responsables de la Unidad de Gestión Clínica de Salud Mental tenían previsto incorporar modificaciones para mejorar la asistencia y así poder llevar a cabo "intervenciones terapéuticas de mayor calidad y con más confortabilidad", a lo que añade que "los sanitarios vieron la oportunidad de acometer los cambios en un momento en el que la presión asistencial lo permitía --el día 14 de julio, cuando se inició esta medida, la unidad registraba una ocupación por debajo del 50 por ciento--".

Hasta la puesta en marcha de esta reorganización, se estaba aplicando en ambas alas el régimen de hospitalización con acceso restringido destinado a pacientes con un abordaje complejo. La reorganización que se ha acometido pretende, por tanto, "ofrecer una atención diferenciada en espacios distintos a los pacientes que requieren este tipo de hospitalización y a los que no requieren esta modalidad".

Según apunta la dirección, "las revisiones de cada caso por parte de facultativos y otros sanitarios son diarias para decidir y actualizar qué pacientes debían ingresar en un ala u otra", al tiempo que señala que "la decisión de acometer cambios en la ubicación de los pacientes se tomó en las sesiones clínicas que diariamente se organizan y en las que se dan cita profesionales sanitarios de distintas categorías".

El balance del primer mes de funcionamiento en la unidad con esta nueva medida permite conocer que han ingresado más pacientes en el ala derecha --de acceso libre-- que en el ala izquierda --acceso restringido--, si bien estos últimos presentan "más necesidad de cuidados" y, por este motivo, "se decidió reforzar el personal en este ala". La semana pasada, al cumplirse el primer mes de funcionamiento con esta nueva medida, y a la vista de este análisis, se decidió redistribuir a los profesionales para atender la demanda asistencial.

Por tanto, desde la dirección del hospital declaran que "no se entiende que una iniciativa que se lleva a cabo para mejorar la atención que reciben estos pacientes genere polémica y que se descalifique a responsables sanitarios, que toman decisiones para mejorar siempre la atención que reciben los pacientes de su unidad".