Un investigador contradice al Centro Andaluz de Arqueología Ibérica y sitúa la batalla de Baécula en Bailén

Publicado 04/07/2015 10:59:01CET

JAÉN, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un investigador y filólogo, Francisco Antonio Linares, ha ganado el Premio de Investigación 'Historiador Jesús de Haro Malpesa' que organiza el Ateneo de Bailén con un trabajo titulado 'Baécula, la villa iberorromana bailenense' con el que se pone en duda las nuevas tesis sobre la ubicación de la batalla de Baécula situada en el término municipal de Santo Tomé, según las investigaciones del Centro Andaluz de Arqueología Ibérica (CAAI) con sede en la Universidad de Jaén (UJA).

En el año 208 a.C. los ejércitos romano y cartaginés, a las órdenes de Escipión el Africano y Asdrúbal Barca (hermano de Aníbal), se enfrentan en la batalla de Baécula, una de las importantes de la Segunda Guerra Púnica, que enfrenta a las dos potencias del momento por el dominio del Mediterráneo con 15.000 hombres en el campo de batalla.

Tradicionalmente la batalla de Baécula fue ubicada al sur del término municipal de Bailén, hasta que en 2006 arqueólogos del Centro Andaluz de Arqueología Ibérica comenzaron a trabajar en el cerro de Las Albahacas, en el término municipal de Santo Tomé, donde localizaron más de 6.000 objetos entre lanzas, puntas de flecha y de jabalina, tachuelas de las sandalias, proyectiles de los honderos baleares que lucharon en las filas cartaginesas, broches de los ropajes, espuelas e incluso piquetas de las tiendas de acampada.

Para Francisco Antonio Linares ninguno de estos hallazgos son epigráficos, es decir, según explica a Europa Press, ninguno de los restos localizados por el Centro Andaluz de Arqueología Ibérica tiene carácter concluyente. Este escritor e investigador dice haber realizado "un exhaustivo trabajo desde el punto de vista toponómico, filosófico e histórico" que vuelve a situar a la batalla de Baécula en el término municipal de Bailén, y en el que se ha tenido también en cuenta la orografía e hidrografía del terreno.

Francisco Antonio Linares asegura no querer entrar en polémica con las investigaciones realizadas por el CAAI, sino que su objetivo es "que se abran nuevas líneas de investigación". Añade que siente "el máximo respeto" por las investigaciones del CAAI, pero se muestra firmemente convencido de que "están equivocados".

Su trabajo se basa exclusivamente en la recopilación de todas las fuentes, desde los clásicos a los contemporáneos. Apunta que situar la batalla en Santo Tomé contradice a los textos de Polibio y Tito Livio. Para Francisco Antonio Linares, los restos localizados en Santo Tomé pueden ser fruto "de cualquiera de las numerosas batallas que se dieron en la comarca, pero no tienen ser de la Baécula".

Por lo pronto, Francisco Antonio Linares ya se ha hecho con los 1.500 euros del premio y verá publicado su trabajo. Los miembros del jurado han destacado en su acta que el estudio, que mereció el galardón por "su indudable calidad, añade un indudable valor recopilatorio de los datos relacionados con la Batalla de Baécula, su ubicación y localización, así como por sus extensas y adecuadas referencias bibliográficas".

El jurado ha estado compuesto por Andrés Cárdenas Muñoz (periodista y escritor, que ha actuado de presidente), Miguel Soria Lerma (profesor de historia e investigador), Nieves Camacho Marín (licenciada en Biblioteconomía y Documentación), Pedro Comino Crespo (licenciado en Farmacia) y Miguel Ángel Alonso Roa (profesor de Educación Primaria, investigador y escritor).

Para leer más