La Junta de Andalucía achaca el alza de febrero al repunte de los precios energéticos, en línea con nacional

Publicado 13/03/2018 14:43:39CET

SEVILLA, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Andalucía ha achacado la subida de los precios en el mes de febrero al repunte de los precios energéticos, especialmente de la electricidad, de manera que el comportamiento de los precios en Andalucía en el mes de febrero es acorde a lo observado en España.

En una nota, la Consejería de Economía y Conocimiento ha precisado que los precios subieron en febrero en Andalucía un 0,2 por ciento respecto al mes anterior, una décima por encima de la media española (0,1%), con lo que, en términos interanuales, la tasa de inflación de Andalucía se sitúa en el 1,1 por ciento, igual que la tasa española y seis décimas superior a la registrada en enero (0,5 por ciento).

De la evolución de los precios en Andalucía, respecto al mes anterior, sobresalen los aumentos de precios en comunicaciones, por los servicios de telefonía y fax; ocio y cultura, sobre todo, por el aumento de precio de los paquetes turísticos; vivienda, especialmente, por el incremento en electricidad, gas y otros combustibles; y hoteles, cafés y restaurantes, principalmente, los servicios de alojamiento.

En sentido contrario, destacan los descensos en vestido y calzado, por las últimas rebajas del final de la temporada de invierno; y transporte, a consecuencia de la bajada de los precios de carburantes y combustibles.

En comparación con febrero de 2017, las mayores subidas de precios se dan en los grupos de comunicaciones, fundamentalmente por los servicios postales y de telefonía y fax; hoteles, cafés y restaurantes, principalmente por los servicios de alojamiento; vivienda, debido al incremento del precio de la electricidad, el gas y otros combustibles; enseñanza, por la secundaria y la infantil y primaria; y bebidas alcohólicas y tabaco, por las primeras.

En el lado opuesto, sólo dos de los doce grupos de bienes y servicios que conforman el IPC registraron descensos interanuales, menaje, debido fundamentalmente a las bajadas de precios de los textiles para el hogar; y medicina, por los productos, aparatos y equipos médicos.

La Consejería de Economía y Conocimiento considera que el comportamiento de los precios en Andalucía en el mes de febrero "es acorde a lo observado en España y responde, básicamente, a un aumento coyuntural del precio de la electricidad, que contrasta con el descenso observado el mes anterior".

Ha valorado que la tasa de inflación en Andalucía "se sitúa en el 1,1%, igual a la media nacional, en ambos casos en torno a medio punto por encima de la tasa del mes anterior". Ha apuntado que estas tasas de febrero "están ligeramente por debajo de la adelantada por Eurostat para la Zona Euro (1,2 por ciento), y casi un punto distantes del objetivo de estabilidad de precios del Banco Central Europeo (dos por ciento)".

La Junta ha indicado que el repunte de la tasa de inflación de Andalucía en febrero, al igual que en el ámbito nacional, "se explica por la evolución mostrada de los precios energéticos, especialmente, de la electricidad".

Así, ha explicado que el precio de la electricidad, el gas y otros combustibles "presenta en febrero un aumento interanual del 3,1 por ciento en Andalucía, en contraste con el descenso observado en enero (-6,7% interanual)", lo que ha hecho que el precio de los productos energéticos en su conjunto "aumente un 1,6 por ciento respecto a febrero del pasado año, mientras que en enero bajaban a un ritmo del dos por ciento".

La Junta ha apuntado que el comportamiento de la inflación subyacente, el componente estructural de la evolución de los precios al no tener en cuenta los alimentos no elaborados ni los productos energéticos, "sigue siendo muy estable, y se mantiene en el entorno del uno por ciento que se viene observando desde finales de 2015". De esta forma, la inflación subyacente ha sido en febrero del 1,1 por ciento en Andalucía, igual a la media nacional, e igual al IPC general, algo que no sucedía desde octubre de 2014.