La Junta comienza a retirar unas 8.000 toneladas de neumáticos en el depósito incontrolado de Jabalquinto (Jaén)

Publicado 25/12/2018 15:40:56CET

JAÉN, 25 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Andalucía ha comenzado a retirar las en torno a 8.000 toneladas de neumáticos pendientes de eliminar en el depósito incontrolado ubicado en el término municipal de Jabalquinto (Jaén), aunque más próximo del núcleo urbano de Mengíbar.

Así lo ha indicado a Europa Press el delegado de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Juan Eugenio Ortega, quien ha explicado que la actuación, que se acomete a través de Tragsa, ha comenzado este mes y cuenta con una inversión aproximada de 1,4 millones de euros.

Según ha recordado, se trata de neumáticos muy antiguos, anteriores a la normativa actual que establece la gestión de su reciclaje, y la empresa, que se dedica a la venta de ruedas usadas una vez recauchutadas a zonas de África y Sudamérica, los fue acumulando durante años hasta que se convirtió en un depósito ya incontrolado.

Fue el gran incendio registrado en mayo de 2016 en el vertedero de Seseña (Toledo) el que puso el foco sobre las instalaciones de Jabalquinto, aunque la Junta lo tenía en su punto de mira con anterioridad. De hecho, "en 2014 ya hubo expediente sancionador" por incumplir la legislación ambiental y en 2016 fue objeto de otro.

"Ha habido varios expedientes sancionadores, pagaron sus sanciones correspondientes y se le impuso medidas correctoras y las han cumplido", ha comentado el delegado, quien ha añadido que, además, la empresa ha ido trabajando en la retirada de neumáticos en estos dos años y medio.

Ha precisado que, aunque en un primer momento se estimaba en 18.000 las toneladas existentes, análisis posteriores redujeron esa cifra a "entre 12.000 y 14.000 toneladas", de manera que la compañía ha retirado entre 4.000 y 6.000 toneladas hasta las 8.000 que ahora se calcula que quedan.

Por ello y ante la existencia también de una resolución judicial, desde el Gobierno andaluz se ha intervenido ante el riesgo de contaminación para personas, fundamentalmente por la cercanía de Mengíbar, y para el medio ambiente, puesto que el conocido popularmente como cementerio de neumáticos está "muy próximo al río Guadalquivir".

"El juzgado número 1 de Linares ha indicado que había que llevarse aquello de allí, aunque nosotros ya teníamos el proyecto muy avanzado porque es un tema muy importante", ha subrayado Ortega, quien ha añadido que "será el juez el que diga quién tiene que pagar" con la posible repercusión o no a la empresa del coste asumido por la Junta.

LOS TRABAJOS

Ortega ha precisado que en la actualidad cinco personas trabajan en la retirada de las ruedas en estas instalaciones, donde se ha colocado una báscula para concretar la cantidad que hay. En primer lugar, una pala giratoria las gira para quitarle el agua del interior y, después, se limpian manualmente de los elementos que puedan quedar dentro, como tierra o plásticos.

Posteriormente, los neumáticos se trasladan para su reciclaje hasta la planta de Renean en el municipio jiennense de Espeluy, según ha comentado el delegado, quien ha apuntado que se necesitará en torno a un año para completar la retirada.

Contador