Junta garantiza que no recortará en gasto social ni subirá impuestos para cubrir "menoscabo" de 1.350 millones

Actualizado 11/09/2019 18:19:36 CET
El consejero de Hacienda, Juan Bravo
El consejero de Hacienda, Juan Bravo - Jesús Prieto - Europa Press - Archivo

SEVILLA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Hacienda, Industria y Energía, Juan Bravo, ha garantizado este miércoles ante el Pleno del Parlamento que el Gobierno andaluz no hará "recortes de gasto social ni subida de impuestos" en la comunidad para cubrir el "menoscabo" que supone que el Gobierno central no pague a Andalucía los 1.350 millones de euros que le corresponden por liquidación del IVA y entregas a cuenta.

En una comparecencia ante el primer Pleno de la Cámara del nuevo periodo de sesiones, Bravo ha reprochado además a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que una semana después no le haya respondido aún a la carta que le remitió pidiéndole desbloquear este asunto y convocar de manera urgente una reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF). Bravo ha dicho que el presidente de la Junta, Juanma Moreno, tampoco ha tenido respuesta del jefe del Ejecutivo español en funciones, Pedro Sánchez, tras la carta que le envió a principios de la pasada semana en el mismo sentido.

Bravo ha advertido de que el hecho de que las comunidades no puedan disponer de ese dinero es un "riesgo" para el objetivo de estabilidad presupuestaria que tienen fijado y para las políticas sociales que se prestan en cada comunidad. No obstante, ha asegurado que el Gobierno andaluz no va a recortar ni en gasto social ni subirá impuestos para hacer frente a ese "menoscabo" de no disponer de 1.350 millones que corresponden a la comunidad.

Ha querido dejar claro que el Gobierno andaluz trabajará para que se haga "justicia" y se transfieran a los andaluces los 1.350 millones que les corresponden y que están "retenidos" en el Ministerio de Hacienda.

El consejero ha criticado que las únicas noticias que hay sobre este asunto sean las declaraciones públicas de la ministra de Hacienda, poniendo como "excusa" para no entregar ese dinero a las comunidades que el Gobierno central está en funciones.

Juan Bravo ha señalado que ese dinero no es una "previsión de ingresos", sino que se trata de unas cantidades ya recaudadas por el Gobierno central, "pagadas por los andaluces", y que, por ello, les corresponde. El pago de este dinero, según ha insistido, no puede estar sujeto a una "decisión discrecional" del Gobierno central, sino que las comunidades "deben" recibir las cantidades que les corresponden, como se acordó en la Ley de Financiación Autonómica.

Juan Bravo ha pedido al PSOE-A su apoyo a esta reivindicación de la Junta de Andalucía y que "no confunda" a los andaluces, aunque sabe que la posición para los socialistas andaluces es "incómoda".

"ESTRATEGIA DE PROPAGANDA"

Por su parte, en el turno de los grupos, el diputado del PSOE-A Antonio Ramírez de Arellano ha enmarcado la comparecencia del consejero de Hacienda en "una estrategia de propaganda" y le ha pedido que no adopte el discurso de "España nos roba", a la vez que se ha remontado a declaraciones realizadas en la pasada legislatura por el entonces líder de la oposición en Andalucía y actual presidente de la Junta, Juanma Moreno, mientras el 'popular' Mariano Rajoy era el jefe del Ejecutivo central.

Así, el también exconsejero socialista de Economía y Hacienda ha recordado que, en 2016, Moreno trasladó en el Parlamento a la entonces presidenta de la Junta, Susana Díaz, que las cantidades de las entregas a cuenta "nunca se recibirán si se prorrogan los Presupuestos", y "un Gobierno en funciones está atado de pies y manos". Ramírez de Arellano ha pedido al PP-A "arrimar el hombro para que en España haya Gobierno y Presupuestos", y ha asegurado que tanto Pedro Sánchez como María Jesús Montero "están preocupados por esta cuestión y buscando una solución que seguro que llegará".

La presidenta del Grupo Popular, Loles López, ha denunciado que Pedro Sánchez ha tomado como "rehén" la educación, la sanidad y las políticas sociales de Andalucía para conseguir ser presidente de un Gobierno que es "incapaz" de formar. "Se ha atrincherado con el dinero de todas las comunidades y de todos los andaluces", ha dicho Loles López, quien ha alertado de que Sánchez ha decidido "hurtar" 1.350 millones de euros a los andaluces del año 2019, "clarito como el agua". Ha dicho que condicionar el pago de ese dinero a que sea investido como presidente con las "palabras de un chantajista".

Asimismo, ha señalado que el PSOE-A tiene dos opciones, "o tocarle las palmas al jefe o ponerse al lado de los andaluces" y ha recordado que cuando el PP gobernaba en España, para el Gobierno andaluz del PSOE-A, el tema de la financiación era una prioridad, mientras que cuando Pedro Sánchez llegó al Ejecutivo, a los socialistas ya les dejó "de importar" la financiación y el dinero de los andaluces.

En representación de Ciudadanos (Cs), su portavoz parlamentario, Sergio Romero, ha acusado al presidente Pedro Sánchez y a la ministra María Jesús Montero de decidir "simple y llanamente no darle el dinero que le corresponde a los andaluces por ley", un montante que ahora "tenemos que estar en el Parlamento mendigando", algo que ha lamentado y ha tildado de "triste y surrealista".

"Yo me siento atracado", ha afirmado el portavoz de Cs, que ha enfatizado que su grupo va a "exigir con determinación ese dinero que le corresponde a todos los andaluces" y que "hace falta para reforzar las políticas sociales, educación y sanidad". Además, ha expresado que "no hay dinero para Andalucía" porque quien gobierna en la comunidad no es el PSOE, y en esa línea ha reprochado al Ejecutivo una "deslealtad intolerable" con la Junta.

Por su parte, la parlamentaria de Adelante Andalucía Ángela Aguilera ha aseverado que desde su grupo "no vamos a renunciar nunca a la defensa de los intereses de Andalucía", pero ha exigido "rigor y responsabilidad" al consejero de Hacienda, a quien ha tachado de "irresponsable", y ha manifestado que, "si hay algo que ha hecho mucho daño a esta tierra, fueron y son los juegos partidistas de quienes quieren utilizar Andalucía como campo de batalla".

Además, ha advertido de que, "cuando se reduce nuestra autonomía, cuando el control de los gobiernos centrales se hace excesivo y asfixiante, Andalucía vuelve a retroceder"; ha opinado que, "cuando hablamos de financiación autonómica no hablamos sólo de dinero, sino de derechos y responsabilidad", y ha concluido pidiendo "sensatez a los dos grandes partidos", en alusión a PSOE y PP.

Finalmente, por parte de Vox, el diputado Rodrigo Alonso ha considerado que lo que está sucediendo con la financiación autonómica le "da la razón" a la postura de su partido acerca de que "el modelo de autonomías está caduco", y resulta "necesaria" la "devolución de competencias al Estado" como sanidad, educación o seguridad, lo que "llevaría a un ahorro económico y un aumento en la eficiencia de servicios públicos". En todo caso, ha apuntado que mientras el modelo de financiación es el que es, "lo que hay que hacer es reclamar".

Contador

Para leer más