Publicado 06/03/2022 11:09

Un jurado enjuicia este lunes a un acusado de asesinar a un compatriota marroquí en Alhama de Granada

GRANADA, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada celebra desde este lunes, en su sede de la Real Chancillería, en Plaza Nueva, un juicio por la fórmula del jurado popular contra un ciudadano marroquí que se enfrenta a una petición fiscal de 20 años de cárcel por supuestamente asesinar a puñaladas a un compatriota en el transcurso de una discusión en una vivienda que compartían en Ventas de Zafarraya, en término municipal de Alhama de Granada.

En prisión provisional desde el 6 de septiembre de 2019, el procesado se encontraba en compañía de otros compatriotas marroquíes en una de las habitaciones de la vivienda que compartían cuando se desencadenaron los hechos, en la madrugada del 3 de septiembre de ese año, según ha detallado la Fiscalía en su escrito de conclusiones provisionales, al que ha tenido acceso Europa Press.

En el marco de esta discusión "con gran revuelo" y tras consumir algunos de ellos "algunas latas de cerveza durante la cena previa", el acusado supuestamente "tomó un gran cuchillo de unos 20 o 25 centímetros de longitud que guardaba celosamente".

Entonces, "con ánimo de acabar con la vida" de su víctima, se habría acercado a él "por su espalda y le asestó al menos dos puñaladas en la parte dorsal del tórax, de arriba a abajo" y aprovechándose "de la situación de ventaja que gozaba" sobre el otro dado su "gran estado de embriaguez".

Señalado inicialmente hasta el próximo viernes 11, el juicio permitirá al jurado decidir sobre la culpabilidad o no del procesado, que, según la Fiscalía, habría asestado una herida inciso punzante en tercio medio de la espalda a su víctima.

También otra herida de similares características pero adyacente a la línea vertebral en la región inferior, que le habría ocasionado "un importante cuadro hemorrágico y con un ello un shock hipovolémico" por el que falleció "pocos minutos más tarde". Nacido en 1980, dejó dos hijos de nueve y cinco años en Marruecos, donde estaba casado.