Publicado 04/10/2020 10:29CET

Maeztu abre queja de oficio para conocer la mejora y modernización de mercadillos para su adaptación ante el Covid-19

Vuelve el 'Mercadillo del Jueves', de la calle Feria en Sevilla, foto de archivo
Vuelve el 'Mercadillo del Jueves', de la calle Feria en Sevilla, foto de archivo - Eduardo Briones - Europa Press - Archivo

SEVILLA, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Oficina del Defensor del Pueblo andaluz, dirigida por Jesús Maeztu, ha abierto una queja de oficio dirigida a la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades interesándose por la reapertura de los mercadillos y su mejora y modernización para la adaptación a la situación creada por la pandemia del Covid-19.

En el texto de la queja, consultado por Europa Press, el Defensor señala que ha decidido la incoación de esta queja ante su "preocupación" por la adopción correcta de las medidas establecidas para preservar la higiene, la salubridad y seguridad públicas por la situación ante el coronavirus en los lugares de celebración de mercadillos, y "por la más adecuada ordenación y regulación del subsector en forma más acorde a todos los intereses en juego y de cara a abordar situaciones como las que se están dando de nuevos rebrotes".

Y añade que, además de las circunstancias que en estos momentos concurren, conoce por demandas de asociaciones de comerciantes ambulantes, por propuestas hechas públicas de entidades corporativas y por noticias publicadas en los medios de comunicación, de la "conveniencia y necesidad" de adoptar desde la Administración autonómica y en coordinación con la Administración del Estado y las administraciones locales, la elaboración "en forma participativa" de un plan de "mejora, modernización e impulso" de este sector y de la elaboración de normativa al efecto.

Así, solicita informes sobre las acciones que en colaboración con ayuntamientos y diputaciones adopte la Consejería para "fomentar la calidad y mejora" del comercio ambulante y para la adopción de medidas higiénico-sanitarias previstas en la normativa de desescalada, así como para la adaptación posterior a la nueva realidad en los lugares e instalaciones en los que se desarrolla la actividad comercial ambulante.

También quiere conocer los programas y previsiones con los que cuenta esta Consejería para el apoyo y ayuda técnica a los comerciantes del subsector, "en tanto se les demanda la adopción de medidas --que pudieran ser consideradas estructurales-- para la instalación y funcionamiento de sus puestos", para cuya adopción el Defensor entiende que el sector "necesitará asistencia y asesoramiento de las autoridades competentes en materia de comercio interior".

Solicita, además, reseña de planes o programas que lidere Transformación Económica y que se hayan iniciado o se tengan previsto en coordinación con el Estado, las administraciones locales de Andalucía o su entidad asociativa (FAMP) y, con la participación de las cámaras de comercio, asociaciones de comerciantes (ambulantes), asociaciones de consumidores y usuarios, para la mejora y modernización, de cara al futuro, del comercio ambulante en la comunidad andaluza.

Además, el Defensor del Pueblo pide cualquier otra información o comunicación que considere conveniente trasladar a la institución sobre la implantación y aplicación de las medidas de mejora y modernización que en estos momentos "se evidencian como necesarias en el sector de comercio ambulante".