Más de 20 personas han muerto en Andalucía en accidentes laborales similares al de Guadix

Fábrica de Holcim en Carboneras (Almería)
Archivo/LAFARGEHOLCIM
Publicado 13/11/2018 17:48:56CET

El de la A7, en Granada, con seis fallecidos, y el de Carboneras, con cinco, los casos más graves

SEVILLA, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un total de seis accidentes laborales múltiples similares al acontecido en Guadix (Granada) este lunes se han cobrado 24 vidas en Andalucía desde el año 2005, según un recuento realizado por Europa Press.

El caso más reciente se ha vivido en Granada durante la tarde del pasado lunes cuando se produjo una explosión en la pirotecnia María Angustias, en Guadix, en la que murieron tres personas y otras dos personas resultaron heridas. Las tres víctimas quedaron atrapadas en el interior de la cueva donde se ubica la fábrica y los informes posteriores han determinado que la causa de su muerte fue el shock politraumático por la explosión.

En 2005 y también en Granada se produjo un accidente laboral mientras se construía el tramo La Herradura-Taramay de la A-7, en Almuñécar. El suceso costó la vida a seis obreros e hirió a otros cinco por un desplome de parte de la estructura de hierro para el encofrado de un viaducto que se estaba construyendo.

Las causas de este accidente fueron investigadas y los tribunales concluyeron la absolución a las once personas que fueron inicialmente acusadas por su presunta responsabilidad.

Más tarde, en julio de 2007 se produjo un accidente laboral en la planta de Holcim en Carboneras (Almería) que acabó con la vida de cinco operarios después de que una tolva de carbón se desplomara sobre ellos. Por estos hechos fueron encausados cuatro responsables, si bien el juicio no llegó a celebrarse después de que en enero de 2015 el jefe de mantenimiento aceptara tres meses de prisión y, junto con el resto, hiciera frente a multas y cuantiosas indemnizaciones.

En agosto de 2008 se produjo también la muerte de cuatro trabajadores, uno de origen italiano y otros tres naturales de Malasia, durante el desarrollo de las obras del tendido submarino del gasoducto que conecta Argelia con España a través de Almería, de manera que los cadáveres fueron repatriados hacia sus países de origen. Uno de los cuerpos permaneció desaparecido durante cinco días en el mar.

En 2010 tres de los cuatro tripulantes del helicóptero Helimer 207 perdieron la vida cuando sufrieron un accidente después de que la aeronave se precipitara frente a las costas de Almería cuando volvían de realizar unas maniobras. En abril de 2016, se archivó por segunda vez la causa al no apreciar "indicios suficientes de criminalidad" aunque apreció una infracción administrativa por falta de formación en situaciones de emergencia y supervivencia en el mar.

Por último, ya en mayo de 2013 dos brigadas y un sargento de la base militar Álvarez de Sotomayor de Viator (Almería) fallecieron y otros dos militares resultaron heridos a consecuencia de una explosión en los locales de la sección de desactivación de explosivos de la Bandera de Zapadores.

En junio de 2017, el Tribunal Supremo confirmó el archivo de la causa al considerar que no hubo responsabilidad penal del jefe de los artificieros al ordenar el depósito momentáneo de los proyectiles en la nave del Sedex entretanto se gestionaba su devolución al polvorín.