Publicado 16/04/2020 14:14CET

Más de 70 trabajadores de seguridad de Diputación de Granada prestan servicio durante la crisis sanitaria

Vigilantes de seguridad de la Diputación de Granada
Vigilantes de seguridad de la Diputación de Granada - DIPUTACIÓN DE GRANADA

GRANADA, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

Más de 70 trabajadores de seguridad de la Diputación de Granada prestan servicio durante la crisis sanitaria para mantener la normalidad en los diferentes centros de actividad de la institución, garantizando la tranquilidad de los demás trabajadores y de los usuarios.

Estos vigilantes, repartidos entre los distintos centros, continúan sus labores en la protección de edificios y bienes, así como de las personas en aquellos que permanecen funcionando cerrados al público. La sede provincial de la institución, el Centro José Guerrero, las
oficinas del Patronato de Turismo, así como los Centros Sociales y residencias de la provincia que permanecen activos son algunos de sus destinos.

La plantilla está compuesta por 65 trabajadores, entre los cuales hay un jefe de vigilancia y un responsable de sistemas, además de una bolsa de 8 vigilantes para cubrir necesidades eventuales, según informa en una nota la institución provincial.

Sus labores se diferencian en función a los servicios prestados en los distintos centros, de modo que, en muchos casos, a la protección de edificios, bienes inmuebles y control de entradas y salidas, tanto de personas como de vehículos u objetos, se suma el trato específico que deben dar a visitantes, usuarios y personal.

Durante la actual situación de crisis sanitaria, los vigilantes asumen dificultades añadidas, adoptando las medidas necesarias para poder seguir realizando el cien por cien de sus funciones.

Desde la Diputación destacan que estos profesionales "ponen en juego su salud para garantizar la de los demás y aseguran el correcto funcionamiento de aquellos servicios que no pueden paralizare ni postergarse, participando en los protocolos de seguridad específicos de cada centro".