Moreno ve a Andalucía en el "camino correcto" un año después del 2D: "Tiene estabilidad y funciona"

Actualizado 02/12/2019 16:46:29 CET
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, durante su intervención en los Desayunos de Europa Press Andalucía
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, durante su intervención en los Desayunos de Europa Press Andalucía - MARÍA JOSÉ LÓPEZ/EUROPA PRESS

SEVILLA, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El presidente de la Junta, Juanma Moreno (PP-A), ha manifestado este lunes, cuando se cumple un año de las elecciones autonómicas del 2 de diciembre de 2018, que Andalucía está en el "camino correcto" y tiene estabilidad, genera confianza y funciona.

   Moreno ha intervenido, en Sevilla, en el quinto aniversario de los Desayunos Informativos de Europa Press Andalucía con el patrocinio de Fundación Cajasol, Atlantic Copper, Orange, Fujitsu, Abades y Laboratorios Vir y la colaboración de Azvi, Cepsa y Coca Cola.

   Durante su intervención, el presidente ha hecho un balance de este primer año transcurrido tras las elecciones autonómicas de 2018, que supusieron un cambio político en Andalucía tras casi cuatro décadas de gobiernos socialistas dando lugar a un nuevo Ejecutivo de coalición entre PP-A y Ciudadanos (Cs).

   Moreno ha puesto en valor la "decisión histórica" que tomaron los andaluces en esas elecciones, donde apostaron por un cambio en la comunidad. Ha indicado que ha sido mucho más que un cambio de partido político o un relevo en la Presidencia, ya que ha sido más profundo, de estilo y de forma de gobernar, de filosofía y de visión de cómo se tienen que gestionar los intereses públicos de nuestra tierra, lo que algunos han "bautizado como el modelo andaluz".

   "Vivimos un tiempo de cambio que ha llegado para quedarse", según ha expresado el presidente, quien ha defendido que su Gobierno es "honesto" y quiere cumplir todos los días con sus compromisos con los andaluces.

   Asimismo, el presidente ha querido dejar claro, ante la incertidumbre actual sobre la configuración del nuevo Gobierno central, que su Ejecutivo defenderá los derechos e intereses de esta comunidad para que en ningún momento se produzca un "menoscabo" de los mismos en caso de acuerdos del presidente en funciones, Pedro Sánchez, con determinados partidos que "quieren romper" España.

   El presidente ha recalcado que su Gobierno es la expresión de la Andalucía a la que sirve, con el firme propósito de hacer las cosas bien, y que se caracteriza por el diálogo, la moderación y el pragmatismo, éste entendido "como que para buscar el interés general y colectivo estamos dispuestos a superar trinfechas ideológicas". Así, se ha referido al acuerdo de gobierno que el PP-A alcanzó con Ciudadanos y al acuerdo de investidura y presupuestario con Vox.

   Ha insistido en que, tras un año de las elecciones que posibilitaron el cambio político, tiene la sensación de que Andalucía "está funcionando y mejorando", en materia de empleo, en crecimiento o en la balanza comercial, hasta el punto de que esta tierra está hoy "mejor que la media de España".

   Moreno ha indicado que esto se está logrando pese a que el viento no ha sido precisamente "de cola", sino más bien de "cara de manera permanente", debido a la influencia de variables externas como la guerra comercial entre Estados Unidos y China que ha desembocado en una política arancelaria perjudicial para productos andaluces; la desaceleración intensa en España y en países a los que esta comunidad tradicionalmente ha vendido; el Brexit, o una pertinaz sequía.

   En cualquier caso, Juanma Moreno ha querido dejar claro que el objetivo de su Gobierno es cumplir los compromisos asumidos con los andaluces, aunque para ello no hay "varitas mágicas ni fórmulas maravillosas", sino sentido común, capacidad de trabajo hasta la extenuación, y un equipo compacto y de gente solvente.

   Uno de esos compromisos era la bajada de impuestos en la comunidad, algo que ya ha sido una realidad en los presupuestos de este año y que se continuará en los de 2020, según ha expuesto el presidente, quien ha señalado que el resultado de haber eliminado el impuesto de sucesiones y donaciones, una de sus grandes promesas electorales, ha sido que las donaciones se han multiplicado por tres en Andalucía.    

   Pese a la eliminación de ese impuesto y a las reducciones en el tramo autonómico del IRPF y en el impuesto de actos jurídicos documentados, la recaudación por impuestos ha aumentado un 0,5 por ciento en la comunidad, en contra de lo que decían aquellos que preveía una bajada de la recaudación.

   "Por primera vez en la historia de la autonomía andaluza ha habido un gobierno que lejos de ir subiendo los impuestos, ha tomado la determinación de bajar los impuestos", ha sentenciado el presidente, quien ha apuntado además que la "obsesión" de su Gobierno son la economía y la generación de empleo, porque de ahí sale la base de sostenimiento de las políticas sociales y de bienestar.

   Durante su intervención, el presidente ha hecho referencia a la "herencia" recibida de los anteriores gobiernos del PSOE-A, para mostrar su preocupación por los "agujeros contables" que han encontrado en agencias o entes de la administración autonómica. Ha apuntado que su Gobierno ha decidido la eliminación de más de un centenar de entes sin utilidad social.

   Moreno ha reconocido que, por lo que se han encontrado, le ha llamado especialmente la atención la "indolencia" del anterior ejecutivo socialista, lo que ha llevado a que se hayan perdido decenas de miles de euros, bien por falta de compromiso o de profesionalidad bien por aburrimiento y apatía.

   De otro lado, en relación con el ámbito de la sanidad y la educación públicas, el presidente ha recalcado el compromiso de su Gobierno con estas políticas, lo que se ha visto reflejado en las importantes dotaciones presupuestarias para este año y el próximo. Ha apuntado que en diez meses, se han aportado, concretamente,  mil millones más para la sanidad andaluza, lo que ha supuesto 200 euros más por habitante.

   Sobre las protestas de profesionales sanitarios, el presidente ha considerado que están haciendo "reivindicaciones justas", sobre todo, si se tiene en cuenta que la sanidad lleva diez años siendo un "problema" y presenta un déficit de 3.000 millones.

   El presidente ha manifestado que está "satisfecho" con la labor de su consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, y ha insistido en que gradualmente se están haciendo mejoras en la sanidad pública, como el plan de choque sobre listas de espera, mientras que se han incorporado 4.600 profesionales más.

   "Lo que no vamos es a caer en la trampa de tapar listas de espera", según ha recalcado Moreno, quien ha apuntado que, sin duda, en estos diez meses se han hecho cosas complicadas.

FUTURO GOBIERNO DE ESPAÑA

   De otro lado, Juanma Moreno se ha referido a la configuración del próximo Gobierno de España, apuntando que la prioridad de éste debe ser el "interés general y de todos los españoles" y garantizar la igualdad entre todos los ciudadanos.

   Ha señalado que, pase lo que pase, el Gobierno andaluz va a estar en la  defensa de los derechos de los andaluces y va a seguir trabajando para que Andalucía sea una zona relajada, tranquila, serena y fiable para la inversión.

   "En Andalucía vamos a seguir con nuestro rumbo, con nuestra brújula y nuestro horizonte", según ha recalcado Moreno, quien también ha reivindicado un nuevo modelo de financiación autonómica que dé a Andalucía lo que le corresponde y ha advertido de que su Gobierno no va a permitir que ni un sólo céntimo de euro que "nos corresponda deje de llegar a nuestra tierra".

Contador

Para leer más