Una nueva intervención en Torreparadones, en Baena (Córdoba), recupera unas termas romanas

Los nuevos restos recuperados en Torreparedones
EUROPA PRESS/AYUNTAMIENTO DE BAENA
Actualizado 15/07/2016 18:25:42 CET

BAENA (CÓRDOBA), 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

La puesta en valor de una casa y de unas termas romanas del siglo I d.C. constituyen las últimas intervenciones llevadas a cabo en el parque arqueológico de Torreparedones, en Baena (Córdoba), lo cual, junto a la restauración de las esculturas sedentes encontradas en la curia, ha contado con un presupuesto de 150.000 euros, financiados por la Secretaría General de Universidades, Investigación y Tecnología de la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía.

Según ha informado el Ayuntamiento de Baena, el catedrático de Arqueología de la Universidad de Córdoba (UCO), Carlos Márquez, ha explicado este viernes que, con estas intervenciones, "se han cumplido los objetivos que teníamos a inicios de este proyecto, el pasado mes de septiembre", pues, a su juicio, la 'domus' romana, conocida popularmente como la 'casa del panadero', ya que albergaba un horno de pan, es "un ejemplo verdaderamente excepcional de arquitectura doméstica".

De unos 700 metros cuadrados, su buen estado de conservación arroja mucha documentación, desde el punto de vista científico, dado que, según ha señalado Márquez, la antigua ciudad romana de Itvci no contaba con ningún ejemplar doméstico, es decir, que "por primera vez tenemos la forma de materializar la vida privada", gracias a este espacio ahora recuperado, que se inserta dentro de una urbanística de origen anterior, la ibérica.

De hecho, con la puesta en valor de esta 'domus' se pueden conocer varias facetas de la vida privada en Roma, entre ellas la comercial. En ella, además, se diferenciaban diferentes espacios, ya que había un lugar donde el padre de familia recibía a sus protegidos y otro ámbito reservado únicamente a la familia.

Por su parte, el también doctor de la UCO Ángel Ventura ha dado cuenta del otro espacio recuperado, las termas, las terceras que se encuentran en el yacimiento, tratándose de un "edificio que se conserva prácticamente intacto", que se dividía en tres salas, según la temperatura del agua. La mejor conservada, el 'caldarium', mantiene todos sus componentes más característicos: una calefacción de doble suelo, una bañera de mármol de agua caliente y una pileta circular donde los bañistas se hidrataban con agua fría.

El profesor de la UCO, que ha estado acompañado por Laura Fernández, una de las directoras de la excavación, ha explicado que estas termas datan de la primera mitad del siglo I d.C., aunque perduraron hasta principios del siglo III, momento en que se revistieron las paredes de estuco y se intentó incrementar la capacidad de calefacción de la sala anulando las taquillas del lado norte y construyendo una pared hueca para que el calor irradiara desde el suelo y la pared. Hay que tener en cuenta que la antigua Itvci era una ciudad muy fría, situada a 600 metros sobre el nivel del mar.

Por su parte, el alcalde de Baena, Jesús Rojano, que ha visitado el yacimiento junto a la tercera teniente de alcalde, Lola Cristina Mata, y el arqueólogo municipal, José Antonio Morena, ha destacado la colaboración entre la Junta de Andalucía, la UCO y el Ayuntamiento -con los empleos del Plan Municipal de Solidaridad- para tener la posibilidad de seguir investigando, a pesar de no contar con fondos Feder.

Rojano ha asegurado que los resultados son "gratamente sorprendentes y quedarán para la posteridad". No en vano, los arqueólogos han coincidido en la peculiaridad de la 'domus' y han afirmado que, tras la restauración de las termas, "será una de las mejores conservadas de la Península Ibérica".