Publicado 11/02/2021 20:21

El Parlamento pide a la Junta que evalúe y tome medidas de protección para personal vulnerable ante el Covid en colegios

Votación de una iniciativa en el Pleno del Parlamento andaluz.
Votación de una iniciativa en el Pleno del Parlamento andaluz. - ALFREDO DE ANCA (PARLAMENTO DE ANDALUCÍA)

SEVILLA, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Parlamento andaluz ha acordado este jueves con el apoyo unánime de todos los grupos instar al Gobierno de la Junta a llevar a cabo una efectiva evaluación de los puestos de trabajo en los centros educativos andaluces, en cuanto a prevención de riesgos laborales, con el objeto de tomar medidas para proteger al personal considerado como vulnerable y, en función de ello, priorizar la vacunación frente a la Covid-19.

Es la única de las reclamaciones incluidas en una proposición no de ley (PNL) del Grupo Socialista que salido adelante --y por unanimidad tras aceptar una enmienda de Vox-- tras su votación en el Pleno, ya que PP-A, Ciudadanos (Cs) y Vox se han opuesto al resto de la batería de medidas "extraordinarias y urgentes anti-Covid" que planteaba esta iniciativa para los centros educativos de la comunidad autónoma.

Así, entre las propuestas que planteaba esta PNL y que no han salido adelante por el voto en contra de PP-A, Cs y Vox figuraban la adopción de "medidas extraordinarias" en colegios ubicados en municipios con una incidencia acumulada de contagios de Covid superior a 1.000 casos por 100.000 habitantes, y el cumplimiento de la conocida como Ley de Bioclimatización de los centros educativos.

De igual modo, el PSOE-A sólo ha sumado el apoyo de Adelante Andalucía y de los diputados no adscritos expulsados de dicho grupo a propuestas dirigidas a la Junta como tomar "con carácter inmediato medidas alternativas a la ventilación natural de las aulas de los centros educativos andaluces que causa 'discomfort térmico' debido a las bajas temperaturas, tales como la instalación de purificadores homologados dotados con filtro de alta eficiencia HEPA".

De igual modo, PP-A, Cs y Vox han votado en contra de la reclamación que planteaba el PSOE-A en esta iniciativa para que la Junta pusiera en marcha, "a la mayor brevedad posible", una "mesa de diálogo con las empresas del sector de servicios complementarios y las direcciones de los centros educativos para revisar el Plan de Apertura de Centros, así como la aplicación de medidas de seguridad e higiene específicas en los servicios complementarios que salvaguarden la distancia de seguridad y todas las medidas de prevención, así como las futuras licitaciones que garanticen la viabilidad económica para hacer frente a dichos contratos y los gastos extraordinarios que se originan a consecuencia del Covid-19 para cubrir bajas laborales, suministros y gastos no previstos en dichos pliegos y concursos".

"PASIVIDAD Y FALTA DE PLANIFICACIÓN" DE LA JUNTA

En defensa de la iniciativa, la parlamentaria del PSOE-A Beatriz Rubiño ha sostenido que "la pasividad y la falta de planificación" del Gobierno andaluz "en la gestión frente al coronavirus" afecta "de forma muy significativa a los centros educativos andaluces", y ha advertido de que la reanudación del curso en el segundo trimestre "no se ha hecho con garantías totales de seguridad y salud".

Partiendo de la premisa de que el Gobierno de Juanma Moreno "no tiene ningún plan más allá de denigrar la educación pública hasta convertirla en residual", ha concluido que la Junta "no puede seguir haciendo oídos sordos y obviar la realidad del impacto de la tercera ola" de la pandemia en el sistema educativo andaluz.

CRÍTICAS DE PP, CS Y VOX A LA INICIATIVA

En el turno de los grupos, el parlamentario del PP-A Francisco Palacios ha reprochado a la diputada socialista que haya dibujado "una situación apocalíptica" en los colegios de Andalucía cuando la incidencia del virus en sus aulas es menor que la que se da en comunidades autónomas gobernadas por el PSOE como Castilla-La Mancha o Extremadura, según ha apuntado antes de lamentar que se pretenda en esta cuestión "meter palos en las ruedas y hacer daño" al Gobierno de la Junta, además de "meter miedo a las familias". Frente a ello, ha animado a los socialistas a "arrimar el hombro" y colaborar con el Ejecutivo andaluz.

En representación de Cs, la diputada Mar Hormigo ha enmarcado esta PNL en el "serial" que, a su juicio, inició el PSOE-A al comienzo del curso escolar alarmando acerca de la 'vuelta al cole' pese a que "la educación en Andalucía está prácticamente libre de Covid", y ha acusado a los socialistas de vivir en una continua "contradicción, improvisando según les convenga". En esa línea, ha tachado de "disparate" la proposición socialista, grupo al que "no le preocupa cómo se está gestionando el curso, ni si lo que pide ya se está haciendo o se ajusta a la ley", según ha criticado.

La parlamentaria de Vox María José Piñero ha lamentado que en los colegios se está dando una "situación caótica" ante la que el Gobierno andaluz "no es que lo haya hecho bien", pero ha sostenido que la Junta debe oponerse a las reclamaciones de cierres de colegios que plantean los grupos de izquierda, y "buscar medidas intermedias entre el absentismo y la presencialidad", porque "las clases presenciales son lo que va a dar calidad educativa", según ha defendido.

El diputado de Adelante Andalucía Jesús Fernández, quien ha reprochado al consejero de Educación, Javier Imbroda, su ausencia en el debate de la PNL, ha enumerado las peticiones de su grupo, que ha sintetizado en cuestiones como "duplicar el personal; dotación a los centros para la compra de materiales de seguridad; la compra de dispositivos de CO2 para la ventilación complementaria; la recuperación de comedores como servicio esencial, o el aumento de cribados masivos". Además, se ha cuestionado como "inconcebible" una ratio escolar de 30 alumnos/aula.