Piden ante el Defensor del Pueblo que el Ayuntamiento de Granada abra el centro para personas sin hogar todo el año

Publicado 28/11/2019 18:08:26CET
El concejal de Derechos Sociales de Granada, José Antonio Huertas
El concejal de Derechos Sociales de Granada, José Antonio Huertas - AYUNTAMIENTO - Archivo

GRANADA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las asociaciones Primero Vivienda Granada y Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDH-A) en Granada han pedido que el Centro del Alta Tolerancia (CATE) para personas sin hogar de la ciudad de Granada permanezca abierto durante todo el año y no solo durante los meses de invierno.

A través de una nota de prensa, estas organizaciones han interpuesto una queja ante el Defensor del Pueblo Andaluz por la situación de este centro, y han valorado que el tiempo de apertura del mismo es insuficiente para acoger a las personas sin hogar de Granada.

Primero Vivienda Granada y APDH-A han denunciado que "faltan recursos y valentía política para ejecutar" los recursos para la protección de estas personas, en referencia a las declaraciones de la semana pasada del concejal de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Granada, José Antonio Huertas, quien anunció que el Consistorio implantará "las medidas extraordinarias" el 21 de diciembre.

"Lo han anunciado como algo extraordinario cuando, en realidad, son los mismos recursos insuficientes que venimos denunciando año tras año. Durante los últimos años el Ayuntamiento suele abrir un Centro de Alta Tolerancia (CAT) desde el 22 de diciembre al 22 de marzo, por lo que en ningún caso se trata de reforzar ninguna medida", han añadido.

Además, como han recordado estas mismas entidades, "no tiene
sentido reducirlo a esta temporada de invierno cuando las condiciones ya son extremas y duran más allá de estas fechas". El CATE, según han insistido "debe abrirse durante todo el año y en mejores condiciones, no para pasar la noche en una silla".

Las dos entidades han puesto de manifiesto "la responsabilidad que las instituciones que nos gobiernan tienen en esta situación. Ellas deben tener sobre su mesa de trabajo y en sus tareas preferentes y urgentes la necesidad de vivienda social que tiene Granada para estas personas".

Primero Vivienda y APDH-A han sostenido que la solución "está en
respetar el derecho a la vivienda que tienen todos los seres humanos y respetar significa que se ofrezcan viviendas para cada una de las personas que lo necesita". "Es cierto que hay personas que están muy deterioradas después de muchos años viviendo y durmiendo en la calle y necesitan un cuidado especial en albergues, residencias o casas de acogida", han agregado.

Los recursos que existen "funcionan bien, pero son insuficientes", según han reconocido estos colectivos, que han abogado por "tener un centro en cada barrio".

Ambas asociaciones han añadido que Andalucía, "con más de tres millones de personas, es la segunda comunidad autónoma con mayor tasa de población en riesgo de pobreza y exclusión social en España". En Granada, estas cifras se traducen en que "entre marzo de 2017 y abril de 2018 murieron cinco personas en la calle".

Contador