Actualizado 17/11/2012 19:02 CET

PP cree que Junta "usa para su propaganda el drama de los desahuciados", a quienes "no da un euro"

Cabello de Alba en rueda de prensa
EUROPA PRESS/PP

CÓRDOBA, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

El diputado nacional, regidor de la localidad cordobesa de Montilla y presidente del Consejo de alcaldes del PP de Córdoba, Federico Cabello de Alba, ha criticado este sábado al Gobierno de la Junta de Andalucía porque, en su opinión, "utiliza para su propaganda el drama de las familias desahuciadas", ya que, aunque los partidos que sustentan el Ejecutivo --PSOE e IULV-CA-- están "a la carrera por colgarse medallas en este asunto", no han destinado "un solo euro a ayudas tan necesarias para proteger a los más vulnerables".

Esta actitud contrasta, en su opinión, con la del Gobierno central, que ha adoptado, en el reciente Real Decreto 27/2012, "las medidas más urgentes, inmediatas y que había que poner en marcha ya" en esta cuestión.

Por ello, Cabello de Alba ha urgido en una nota al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, a "abrir un diálogo sobre los desahucios con los grupos políticos andaluces", así como a incluir en el Presupuesto partidas para "frenarlos".

En ese sentido, el dirigente 'popular' ha criticado que tanto PSOE como IU votaran en contra de las medidas para luchar contra los desahucios propuestas por el PP en el Parlamento andaluz, ya que, a su juicio, "a los ciudadanos no les importa quién les soluciona los problemas, sino que realmente se solucionen".

En esta línea, Cabello de Alba ha defendido la labor que en esta materia han llevado a cabo los ayuntamientos, que "desde hace años, y sin ayuda de la Junta de Andalucía ni autobombo, y con responsabilidad, están tomando medidas, ayudando a las familias, pagando los alquileres e incluso la facturas de luz y agua que muchas de ellas no pueden pagar".

Por último, ha cifrado en 63.458 el número de ejecuciones por impagos que se llevaron a cabo en Andalucía entre los años 2007 y 2011, en el marco del anterior Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, situaciones ante las que la Junta "no movió un dedo para impedirlas".